Inicio Sabor de casa Recetas ¡Cocina fácil en familia! Pizzas caseras

¡Cocina fácil en familia! Pizzas caseras

303
0

Nada más rico que una buena pizza casera. ¡Tus hijos pueden ayudar! Esta receta con chorizo seco es una bomba de sabor.

Las pizzas caseras no solo son más sabrosas que las
compradas, sino que además son más bajas en grasas y sal. Vale la pena hacer
hornadas grandes de masa, para dividirla y guardarla en el congelador.

Publicidad

Los
ingredientes de la pizza, que por lo general van encima de una base de tomate, pueden variar de acuerdo a los gustos personales. Algunas variaciones
de esta receta
pueden incluir hongos en fetas, alcaparras, pimientos, anchoas o
corazones de alcachofas.

Rinde

1 pizza grande o 2 chicas – para 2-4 personas. 

Ingredientes

  • Masa: 350 g de harina común, ½ cdita. de sal, ½ cdita. de levadura seca, 150 ml de agua tibia y 15 ml de aceite de oliva
  • lata de 400 g de tomates perita picados
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 cdas. de albahaca fresca picada y/u orégano
  • pizca de azúcar
  • 3 cdas. de aceite de oliva
  • sal y pimienta negra recién molida
  • 150 g de queso mozzarella, en fetas finitas
  • 75 g de chorizo seco, en rodajas finitas
  • 16 aceitunas negras

Paso a paso:

  1. Tamice la harina y la sal en un tazón grande. Agregue la levadura. Haga un agujero en el centro y agregue gradualmente el agua y el aceite hasta formar una masa suave. Amase suavemente sobre una superficie enharinada. Coloque en un tazón aceitado, cubra con papel film y deje leudar durante 1 hora aproximadamente hasta que doble el tamaño. 
  2. Mientras tanto, coloque los tomates, el aceite, el ajo, hierbas y azúcar en una olla y hierva por 20 minutos hasta que espese. Condimente a gusto, luego deje enfriar. 
  3. Caliente el horno a 230° C. Saque la masa y estírela en una superficie enharinada hasta que quede un círculo finito de 30-35 cm o 15-20 cm de diámetro. Coloque en una placa enharinada. Finalice con la salsa de tomate, mozzarella, chorizo seco y aceitunas y hornee por 8-10 minutos hasta que la masa quede crujiente y dorada y el queso esté derretido y burbujeante. 

Tip para que quede más crujiente:

Precaliente placas de sobra en el horno y coloque la pizza (en su respectiva placa) sobre estas. El calor adicional cocinará la base de manera rápida y uniforme.

Artículo anteriorAprenda a hacer curry y levante el sabor de cualquier plato
Artículo siguienteLo que usted debe saber sobre los champiñones comestibles