Inicio Vida Cotidiana Actualidad Los Abuelos Jugueteros siguen adelante

Los Abuelos Jugueteros siguen adelante

271
0

Conocé como sin Ricardo, su fundador, los abuelos continuaron trabajando.

Todos guardan en su corazón el recuerdo de Ricardo, el mentor de los “Abuelos del Corazón”. En diciembre de 2006, el hombre falleció luego de luchar durante algún tiempo contra las secuelas de otro infarto. “Fue nuestro gran guía en todo sentido. Tenía un empuje y una fuerza bárbaros, cosa que se proponía, cosa que conseguía”, recuerda Lidia.

Publicidad

La ceremonia de entrega de juguetes y ropa es el momento más esperado por los abuelos y los chicos. “Los besos y abrazos de los niños son la mejor paga que recibimos. Muchos de ellos nunca recibieron un juguete en su vida”, explica Lidia.  Ella recuerda lo que ocurrió en una de las tantas visitas al Garrahan: “se nos acercó un chico, de unos siete años, con un juguete en la mano y nos dijo que venía a devolverlo. Le preguntamos por qué y nos contó que hacía dos años él había recibido uno cuando estaba enfermo, y que habiéndose curado nos devolvía el suyo. También venía a darnos más juguetes para repartir a los otros chicos”

Pese a todo, los abuelos (en realidad abuelas ya que Hugo y Lindoro, los hombres del grupo prefieren trabajar desde sus casas) no dudan en continuar con este proyecto solidario. Bajo la dirección de Lidia, Ana, Yolanda, Fifina Clara, Teresita Alicia, Mimí, Elenita, Cata, Margarita, Ana María, Sara, Nelly, Fina, Beatriz, Valentina, Ñata y Mabel, el proyecto es un éxito aún sin subsidios ni apoyo por parte del estado.

Todos coinciden al unísono y sin dudarlo: “No podemos decir basta e irnos. Ricardo se fue y nos dejó este legado, y tenemos que seguirlo porque además es lo que más nos gusta hacer. Todavía hay abuelos para rato”, concluye Lidia.

¿Qué necesitan? Pilas, bolsas de celofán, y jabón en polvo. Contactate los Martes y Viernes de 9:30 a 17hs en Bolaños 1735m Lanús Este, Pcia. de Buenos Aires, y/o al teléfono (011) 4247-0746

Artículo anteriorEntrevista exclusiva con el chico malo
Artículo siguienteLa historia de los Abuelos Del Corazon