Inicio Salud Alimentación Una amenaza constante

Una amenaza constante

337
0

Conocé y enterate cómo prevenir al dengue, un mal que nos afecta año tras año.

Pese a que está presente todo el año, sobre todo en las zonas más cálidas, en el verano  el dengue aparece con más fuerza. De hecho, las autoridades sanitarias advirtieron que esperan una situación aún más complicada que la del año pasado. Al menos, así lo afirmó el doctor Oscar Lencinas, director del Instituto de Zoonosis Luis Pasteur. Hasta junio pasado,según datos del Ministerio de Salud argentino, los casos de dengue ascendían a 25.897. Para aclarar dudas, Lencinas y el doctor Alfredo Seijo, jefe de Zoonosis del Hospital Muniz, respondieron algunas de las preguntas enviadas por los lectores de Selecciones, a través del sitio ar.selecciones.com

Publicidad

¿Los aerosoles comunes, para moscas y mosquitos, sirven para ahuyentar el mosquito transmisor del dengue? ¿Es útil el espiral?

Los repelentes para mosquitos son útiles y se deben usar, fundamentalmente, cuando el Aedes aegypti (mosquito que transmite el dengue) está en actividad: desde la media mañana al mediodía o al final de la tarde. Al igual que los espirales, los repelentes tienen tiempo limitado.  El Ministerio de Salud argentino recomienda utilizar los repelentes de insectos que contengan DEET (N-N dietil-toluamida). Los aerosoles que contienen una concentración de 15 por ciento de DEET deben aplicarse cada 5-6 horas; los que contienen 25 por ciento, cada 6-8 horas. Los sprays y las cremas que contienen entre 5 y 7,5 por ciento de DEET tienen una protección que dura entre 1 y 2 horas, y entre 3 y 4 horas, respectivamente. En el caso de los bebés, su uso debe ser consultado previamente con un pediatra. A su vez, las Sociedad Argentina de Pediatría aconseja la utilización de citronella en menores de 2 años, y entre los 2 a 12 años usar DEET con una concentración de hasta 10 por ciento. Además es indispensable usar barreras mecánicas para evitar la presencia del mosquito como: alambre mosquitero en las ventanas y puertas, tules en las cunas, camas y en coches para bebés. El Aedes aegypti, por su hábitat domiciliario, pica habitualmente en el domicilio o en su entorno.

¿Sirve la pulsera anti-dengue?

En el mercado han aparecido pulseras que contienen drogas repelentes —como la citronella— que cumplen el rol de protector siempre y cuando la carga poblacional del Aedes aegypti no sea lo suficientemente importante.

¿Cómo se distingue un mosquito común del Aedes aegypti?

Hay más de 30 especies de mosquitos; el Aedes aegypti se caracteriza por sus patas anilladas, una prominencia en la cabeza llamada cítara y mide aproximadamente unos 12 mm. Es domiciliario, se alimenta preferentemente de sangre humana y pone los huevos en las paredes de los recipientes. Tiene actividad (vuela, se alimenta y reproduce) a partir de los 14° o 15°C.
Por su parte, Alfredo Seijo, médico infectólogo y jefe de Zoonosis del Hospital Muñiz de Buenos Aires, también respondió algunas preguntas:

¿Qué es el dengue hemorrágico? ¿Es la complicación más grave del dengue?

Ya no hablamos de dengue hemorrágico sino de dengue grave y se refiere a aquellas personas que evolucionan con complicaciones severas. La hemorragia no es la complicación más severa sino la extravasación plasmática, es decir, la pérdida de plasma. El plasma no sale hacia afuera como una hemorragia sino que sale del sistema circulatorio y va a parar a lugares del organismo donde pueden acumularse líquidos; uno de esos lugares tan peligrosos son los pulmones y el peritoneo.

En el caso de que el mosquito infectado pique a una mujer embarazada, ¿qué riesgo corre el bebé de contagiarse?

La experiencia mundial indica que no hay riesgo grave para el bebé. Existe la posibilidad de contagio; esta opción no es nula y el porcentaje de posibilidades varía según el momento del embarazo. Sin embargo, sí existe un riesgo grave para la madre. El embarazo es un factor de riesgo para una complicación severa y sí es peligroso para ella. 

¿Qué puede suceder?

Existen cuatro serotipos de dengue y para que una persona lo vuelva a padecer debe ser infectado por otro serotipo distinto del primero ya que el mismo serotipo no vuelve a ocurrir; la persona infectada queda inmunizada de por vida. Existe una teoría comprobada que afirma que el dengue grave ocurre cuando ya hubo una infección previa. Cuanto más tardía es la aparición del segundo episodio con otro serotipo, más peligroso es.

Pero también hay que resaltar que no todos los casos graves necesariamente de-ben tener una segunda infección; a veces, de acuerdo al serotipo, con la primera alcanza y es grave también. En la Argentina hubo, desde 1998, tres serotipos de dengue. El año pasado sólo hubo uno. Y para este año, aún no lo sabemos, es imprevisible.

¿Hay o habrá vacunas?

Vacunas no hay. Hace varios años que  la aguardamos ya que será contundente en el campo de la prevención. Hay algunas vacunas que están ya en la última fase de ensayo clínico y esperamos que lleguen pronto, porque serán una de las pocas soluciones para controlar la enfermedad.

¿Qué es el dengue?

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura de un tipo de mosquito, el aedes aegypti, que se cría en el agua limpia acumulada en recipientes y objetos en desuso.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

Aparición de fiebre, que puede estar acompañada por dolor de cabeza, dolor de articulaciones y músculos, náuseas, vómitos, cansancio intenso y aparición de manchas en la piel. El cuadro general es de una falsa gripe, pero la persona no tiene resfrío ni estornuda.

¿Qué hacer frente a estos síntomas?

Acudir rápidamente al centro de salud más cercano. Ante la presencia de estos síntomas es importante no consumir aspirinas.

¿Cuánto tiempo dura la enfermedad?

El período de incubación del dengue es de 4 a 7 días a partir del contacto con el virus; la enfermedad dura hasta 15 días.

Artículo anteriorLa separación de los Beatles
Artículo siguienteGuillermo Francella