Inicio Sabor de casa Recetas Platos para combatir el frío

Platos para combatir el frío

240
0

Las temperaturas debajo de los 5ºC ameritan cocinar platos especiales. ¡A sacarse el abrigo y a entrar en calor con estas recetas!

Y quien se atreva a discutirlo se irá a la cama sin polenta, sin risotto y sin una increíble preparación de huevos florentinos. 

Publicidad

Pastel de polenta con aji? y porotos

 

Porciones: 6

Preparacio?n: 15’

Coccio?n: 1 h

 

Ingredientes:

  • 1 cda. de aceite de oliva

  • 1 cebolla pequen?a picada fina

  • 1 morro?n rojo pequen?o, sin semillas y picado

  • 2 dientes de ajo machacados

  • 1 zanahoria cortada en cubos

  • 1 zucchini cortado a lo largo y luego en rodajas finas

  • 2 cdtas. de aji? molido

  • 1 cdta. de comino molido

  • 410 g de tomates en lata picados

  • 410 g de porotos negros enlatados

  • 410 g de porotos rojos enlatados

  • 410 g de garbanzos enlatados

  • 11?2 tazas (280 g) de polenta molida gruesa (harina de mai?z)

  • 11?2 tazas (210 g) de queso cheddar descremado rallado

Preparacio?n:

1. Calentá el aceite de oliva en una cacerola grande antiadherente, con tapa, a fuego medio. An?adí la cebolla y el morro?n y cociná durante cinco minutos o hasta rehogar. Incorporá el ajo y cociná durante 30 segundos, luego an?adí la zanahoria, tapá, y cociná durante dos minutos, o hasta que comience a ablandarse. An?adí el zucchini, el aji? molido y el comino, y cociná durante un minuto. Luego agregá los tomates. Llevá a ebullicio?n, reducí el fuego al mi?nimo y cociná durante 15 minutos, semitapado (revolviendo regularmente). Incorporá los porotos y los garbanzos en la cacerola y cociná durante dos o tres minutos para que tome temperatura. Quitá del fuego y dejá reposar.

 

2. Precalentá el horno a 200° C. Para cocinar la polenta, verté cuatro tazas (un litro) de agua en una cacerola y llevá a ebullicio?n. En un recipiente mediano, mezclá bien la polenta y 250 ml (una taza) de agua. De a poco, an?adí la mezcla de polenta al agua hirviendo (revolviendo constantemente), y cociná a fuego lento durante cinco minutos, o hasta que la polenta este? suave y sin grumos. Quitá del fuego.

 

3. Esparcí ra?pidamente la mitad de la polenta en un recipiente cuadrado para hornear de 20 cm y 5 cm de profundidad (para evitar engrasar o aceitar el recipiente, utilizá un molde teflonado). An?adí la mezcla de aji? sobre la polenta, en una capa uniforme, luego espolvoreá el queso (reservá dos cucharadas). Esparcí el resto de polenta encima, luego el queso reservado y cociná durante 20 minutos o hasta que el relleno burbujee y la superficie este? bien dorada. Quitá del horno y dejá reposar durante 15 minutos antes de cortar en porciones y servir.

 

Tip econo?mico:

Podés reemplazar las legumbres enlatadas por secas. Colocá en un colador y lavá bajo el chorro de agua fri?a. Disponé en un recipiente y remojá en agua fri?a por ocho horas. Luego, colá, descartá el agua y volvé a lavar. Finalmente, en una olla profunda, colocá las legumbres remojadas y verté agua fri?a. Llevá a hervor y luego bajá el fuego a medio-moderado. Es posible aromatizar la coccio?n con dientes de ajo machacado y hojas de laurel. O bien, con trozos de cebolla y zanahoria ma?s tallos de apio. Una vez alcanzado el punto de coccio?n, colá nuevamente.

 

Risotto de camarones

 

Porciones: 2

Preparación / cocción: 40’

 

Ingredientes:

  • 1 cebolla picada

  • ¼ de taza de aceite de oliva

  • 1 taza de arroz

  • ½ taza de vino blanco

  • 8 tazas de caldo de pollo

  • pescado

  • 150 g de camarones

  • ½ taza de manteca

  • 1 taza de queso parmesano

  • sal y pimienta

Preparación:

1. Colocá la cebolla en una sartén con tres cucharadas de aceite, agregá el arroz, sal y pimienta, y rehogá durante un minuto. Añadí el vino y mezclá hasta que se evapore el líquido.

 

2. Agregá lentamente el caldo (de a media taza), según se vaya consumiendo el líquido, y remové el arroz para evitar que se pegue. Cuando solo quede media taza para terminar el caldo, rehogá los camarones y agregalos al risotto.

 

3. Añadí la última media taza de caldo y dejá tapado a fuego lento. Cuando se haya evaporado el líquido, incorporá la manteca y el queso, y salpimentá a gusto. Revolvé y serví.

Huevos florentinos

 

Porciones: 4

Preparación / cocción: 30’

 

Ingredientes:

  • 15 g de manteca

  • 1 cda. de aceite de oliva extra virgen

  • 200 g de puerros pequeños, rebanados finos

  • 800 g de hojas de espinaca

  • pimienta a gusto

  • 1 cdta. de vinagre (no utilizar vinagre de vino tinto, ya que teñirá las claras)

  • 4 huevos

  • páprika para decorar

  • salsa de queso

  • 20 g de fécula de maíz

  • 300 ml de leche descremada

  • 50 g de queso gruyer, bien rallado

  • nuez moscada, una pizca

  • pimienta a gusto

Preparación:

1. Para hacer la salsa de queso, mezclá la fécula de maíz con un poco de leche hasta formar una pasta. Verté el resto de la leche en una olla y llevá a hervor. Incorporá la leche hirviendo a la mezcla de la fécula de maíz y volvé a verter todo en la olla. Llevá a hervor, revolviendo. Una vez que haya espesado, cociná a fuego bajo dos minutos. Retirá del fuego, incorporá el queso gruyer, y condimentá con nuez moscada y pimienta. Cubrí la superficie de la salsa con papel manteca para impedir que se forme una costra, y dejá en un lugar cálido.

 

2. Calentá la manteca con el aceite en una olla. Agregá el puerro y cociná hasta que comience a ablandarse y transparentarse. Incorporá la espinaca y revolvé. Tapá la olla y cociná a fuego moderado hasta que la espinaca se haya ablandado y reducido notablemente su volumen, y el puerro esté tierno. Escurrí las verduras en un colador para quitar el exceso de líquido. Volvé a colocar en la olla y condimentá con pimienta. Tapá y mantené caliente.

 

3. Mientras las verduras se cocinan, llená una sartén grande con agua, hasta la mitad y llevá a hervor suave. Agregá el vinagre. Cascá los huevos, uno por uno, y cocinalos de tres a cuatro minutos, echando el agua caliente sobre las yemas con una cuchara. Sacá los huevos con una espumadera y escurrí sobre papel de cocina.

 

4. Precalentá el horno. Extendé la mezcla de puerro y espinaca formando una capa pareja, en un molde refractario. Hacé cuatro huecos en las verduras con el revés de una cuchara y colocá un huevo escalfado en cada uno. Verté la salsa de queso sobre los huevos. Espolvoreá con páprika y llevá el molde al horno. Cociná de tres a cuatro minutos hasta que esté ligeramente dorado. Serví de inmediato.

 

Tips:

• Verté los huevos cuidadosamente, nunca de golpe, de lo contrario se romperán y la presentación no será vistosa.

• Utilizá un recipiente lo suficientemente amplio como para que los huevos no se toquen durante la cocción.

Artículo anterior4 recetas bajas en grasa que cuidan tu corazón
Artículo siguienteEnsalada de Pollo Asado y Vegetales con Manteca a la Menta