Inicio Recetas Bebidas Conviértase en un experto en vino

Conviértase en un experto en vino

642
0

Conviértase en un enólogo conociendo todos los fascinantes misterios alrededor del vino. Con qué maridan, cómo catar, conservar y servir.

Cómo catar vino como un experto

  • Cuando un mozo le traiga vino a
    su mesa, asegúrese de que le muestre la etiqueta y verifique que sea el que
    ordenó.
  • Cuando le ofrecen un trago de vino para degustar, el objetivo es que
    confirme que esté en buen estado y que es el que aparece en la carta, no para
    determinar si le gusta.
  • Eche un vistazo al color. El vino tinto no debe verse
    turbio ni ocre.
  • Primero, huélalo. Si está avinagrado, es un signo de
    oxidación. Si huele a húmedo, puede tratarse de un corcho enmohecido que
    contaminó el vino.
  • Si desea degustar el vino, beba un sorbo y muévalo de un
    lado a otro en su boca. Tome aire por la boca (con el sorbo en ella) y
    expúlselo para percibir sabores y aromas.

Si degusta en una bodega o evento de cata

  • Tenga a mano una escupidera para escupir
    las muestras que pruebe en catas de gran volumen.
  • Pruebe distintos vinos para identificar qué tipos
    prefiere
    y para aprender a elegir sabores diferentes.
  • La dulzura del vino es
    la más fácil de detectar, y cuanto más se le haga agua la boca, mayor su
    acidez.
  • Los vinos más placenteros de beber son los que poseen una acidez
    equilibrada.
  • Cuanto más seco y terroso sea el vino tinto, mayores serán sus
    índices de taninos. 
  • Los vinos tintos jóvenes poseen índices bajos de taninos y
    se pueden beber solos.
  • Los vinos con índices altos de taninos ofrecen sabores más
    complejos y se los acompaña mejor con comidas.

Manera correcta de almacenar y servir vino

  • La mayoría de los vinos blancos y
    rosados se venden listos para consumo y no necesitan estacionarse.
  • Los vinos
    tintos de buena calidad, excepto los más suaves, como el Borgoña, mejoran
    después de estacionados.
  • Incluso un vino económico sabrá mejor si lo sirve
    adecuadamente y a la temperatura adecuada.

Añejamiento

  • Las condiciones ideales
    de añejamiento son la oscuridad y una temperatura de 12 °C/54 °F.
  • Un armario
    debajo de la escalera o un garaje bastarán, pero cuide que en invierno no se
    congele.
  • Es más importante una temperatura homogénea que el frío.
  • Si se
    conserva el vino en un lugar más frío o más cálido que el ideal, sufrirá menos
    que si se lo expone a un cambio brusco de temperatura.
  • Almacene sus vinos en
    un estante, acostados, para que el corcho no se seque. Las botellas con tapa a
    rosca se pueden almacenar en forma vertical.

Cuidados a tener al servir

  • Los vinos tintos
    costosos se pueden beneficiar de la decantación, pero la mayoría se sirven bien
    desde la botella.
  • Pruebe antes un sorbo de vino para asegurarse de que esté en buen
    estado y a la temperatura justa.
  • Los vinos blancos se sirven mejor
    refrigerados, y los tintos (con excepciones) apenas debajo de la temperatura
    ambiente.
  • Una hora de refrigerador para el vino blanco o tres a temperatura
    ambiente para el vino tinto sería lo ideal.
  • Destape el vino tinto con
    anticipación para que ‘respire’.
  • Escoja copas que le permitan degustar un
    sorbo estándar (un sexto de botella), dado que parte de disfrutar de un buen
    vino está en el olfato.

Reglas de oro: Conservación

  • Si sobra vino en una botella,
    debería conservarse unos dos días en el refrigerador.
  • Vuelva a tapar la botella
    con una tapa de rosca o una tapa hermética.
  • Los vinos de postre se conservan
    por más tiempo, pero pruébelos antes de servirlos a los invitados.

¡El famoso «maridaje»! Cómo combinar vinos y comidas

Encontrar un vino para acompañar
sus comidas
no es difícil. Un buen comienzo es la regla básica: vino blanco con
pescados y vino tinto con carnes rojas.

Publicidad
  • Tipo de Vino: Vinos tintos Cabernet Sauvignon. Una uva destacada en vinos
    de Burdeos y del Nuevo Mundo. Posee un sabor enérgico y singular, con taninos
    densos y aromas de roble, que son muy fuertes para comidas delicadas.
    Combina bien con: Aves, carne de res asada, cordero asado, riñones, quesos
    maduros.
  • Tipo de Vino: Merlot. La uva más utilizada en Burdeos y actualmente
    cultivada en todo el mundo. Maduro, suave. Se adapta mejor que el cabernet
    sauvignon.
    Combina bien con: Hígado de ternera, filete de res grillado, guisos.
  • Tipo de Vino: Syrah/Shiraz. Cultivada ampliamente en el valle del Ródano,
    California y Australia. Posee aromas a grosella negra, pimienta negra y
    especias.
    Combina bien con: Filete, carne de res asada, carne de caza, caldereta de
    carne, champiñones, chile mejicano, comida a las brasas.
  • Tipo de Vino: Pinot Noir. Una uva elegante, pero difícil de cultivar y rara
    vez usada en mezclas. Posee taninos suaves y aromas a cereza, fresa, ciruela y
    té de hoja.
    Combina bien con: Salmón, atún, venado, pato, jamón cocido, ganso.
  • Tipo de Vino: Barbera. La tercera uva tinta más plantada en Italia, y
    también popular en California. Económico y jovial, jugoso y frutado: perfecto
    con comidas italianas.
    Combina bien con: Pizza, tomate, pastas con carne y salami.
  • Tipo de Vino: Vinos blancos Chardonnay. Originario de Borgoña y cultivado
    en Chablis. Es la uva blanca que más se cultiva en el mundo. Seco, rico, con
    toques de miel y, algunos, con aromas de madera. Sirve para acompañar muchas
    comidas.
    Combina bien con:  Omelet, pescado, pollo, mariscos, carne de caza, coco,
    curry.
  • Tipo de Vino: Sauvignon Blanc. Originario del Valle del Loire. Conocido
    mundialmente. Es un vino versátil que se puede mezclar con una gran cantidad de
    sabores.
    Combina bien con: Semillón dulce: queso azul, quesos maduros, postres
    cremosos.

Artículo anteriorAprenda a preparar cócteles clásicos
Artículo siguienteTomar vino una vez por día beneficia su salud cardiovascular