Inicio Sabor de casa Recetas 5 recetas para San Valentín

5 recetas para San Valentín

206
0

Sorprendé a tu pareja en este día tan especial con estos deliciosos platos.

1. Crostini con tomates secos y albahaca

Tiempo de preparación:15 minutos, más 30 minutos de marinado.
Tiempo de cocción 10 minutos
Porciones: 4 (8 crostini). 

Publicidad

Ingredientes:

  • 6 tomates deshidratados (no envasados en aceite)
  • 25 ml de aderezo para ensalada, sin grasa
  • 180g de ciabattao pan francés
  • 6 hojas grandes de albahaca fresca. 

Preparación:

  1. Mezclar los tomates con 5 cucharadas del aderezo. Dejar marinar a temperatura ambiente 30 minutos.
  2. Mientras tanto, precalentar el horno a 180 C. Cortar el pan al sesgo en 8 rebanadas de 1 cm de espesor.
  3. Separar las hojas de albahaca y enrollarlas a lo largo. Cortarlas en tiras muy delgadas.
  4. Acomodar las rebanadas de pan en una bandeja para hornear y untar ambos lados con el resto del aderezo. Hornear los crostini unos 6 minutos, hasta que estén dorados por ambos lados.
  5. Repartir los tomates en forma pareja entre los crostini. Hornear 4 minutos más. Colocar encima las tiritas de albahaca y servir de inmediato.

 2. Salmón a la mostaza y miel con porotos y espinaca

Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción 8 minutos
Porciones: 4

Ingredientes:

  • 1 cda. de aceite vegetal
  • 1 cda. de salsa de soja/ 2 cdtas. de miel traslúcida
  • 2 cdtas. de mostaza granulada ralladura y jugo de 1 limón
  • 4 filetes de salmón sin piel, de aproximadamente 115 g cada uno (sustituto del salmón: filetes de caballa)
  • 800 g de porotos de manteca en lata, escurridos y lavados
  • 1 diente de ajo grande, machacado
  • 2 cdas. de aceite de oliva extra virgen
  • 1 pizca de ají molido
  • 180 g de espinaca de hojas baby
  • 12 tomates cherry. 

Preparación:

  1. Preparar la marinada en una fuente poco profunda, mezclar el aceite vegetal, la salsa de soja, la miel, la mostaza y 1 cda. del jugo de limón. Agregar el salmón y cubrir con la marinada. Reservar.
  2. Condimentar los porotos. Colocar en una olla los porotos de manteca junto con el aceite de oliva, el jugo de limón restante, la ralladura y el ají molido. Reservar.
  3. Blanquear la espinaca y calentar los porotos. Calentar bien una plancha o sartén. Mientras tanto, colocar la espinaca en una olla, sólo con el agua del lavado que queda en las hojas, y cocinarla a fuego bajo revolviendo, 2 minutos o hasta que se vea mustia. Escurrir y reservar. Calentar a fuego lento los porotos.
  4. Cocinar el salmón. Colocar el salmón en la plancha o sartén caliente y cocinar 2 ó 3 minutos de cada lado o hasta que esté apenas firme y rosado. Añadir los tomates en los últimos 2 minutos de cocción.
  5. Aplastar los porotos. Pisar apenas los porotos con un pisapapas o un tenedor. Agregar la espinaca, sal y pimienta y mezclar. Distribuir los porotos con las espinacas en cuatro platos para servir. Disponer un filete de salmón encima de cada uno y esparcir los tomates a los costados. Servir de inmediato.  

3. Costillitas de cordero glaseadas al romero

Tiempo de preparación: 10 minutos.
Tiempo de cocción: 15 minutos.
Porciones: 4 

Ingredientes:

  • 2 cdas. de jalea de grosellas
  • 2 cdtas. de mostaza de Dijon
  • 4 cdtas. de hojas de romero fresco picadas
  • 4 costillitas con lomo de cordero magras, de aproximadamente  175 g cada una
  • 3-4 cdas. de aceite de oliva
  • 1 berenjena, rebanada gruesa
  • 8 rebanadas de pan ciabatta
  • Grosellas frescas, para decorar (optativo). 

Preparación:

  1. Preparar el glaseado. En una olla pequeña, combinar la jalea de grosellas, la mostaza y el romero. Precalentar la parrilla del horno a temperatura alta.
  2. Asar el cordero y las berenjenas. Ubicar las costillitas de cordero en la rejilla de la parrilla. Pintarlas ligeramente con aceite y sazonar. Disponer las rebanadas de berenjena en la rejilla y pincelarlas con aceite. Cocinarlas en la parrilla de 6 a 8 minutos, hasta que se doren; dar vuelta las costillitas una vez y las berenjenas de tanto en tanto.
  3. Agregar el glaseado. Calentar suavemente la salsa y usar una pequeña cantidad para pincelar la carne de cordero. Asar otros 2 minutos. Dar  vuelta el cordero y glasear del otro lado. Cocinar 1 ó 2 minutos más.
  4. Tostar la ciabatta. Cuando el cordero está llegando al final de la cocción, pintar las rebanadas de ciabatta con un poquito de aceite y colocarlas en la rejilla de la parrilla. (Se pueden desplazar las berenjenas para hacer lugar, o retirarlas si ya están doradas y mantenerlas calientes.) Calentar las rebanadas de ciabatta hasta que estén doradas por ambos lados.
  5. Servir. Calentar el glaseado restante hasta que esté a punto de hervir. Disponer el cordero y las berenjenas en los platos para servir, y verter cdas. del glaseado caliente sobre el cordero. Se puede servir decorado con grosellas y la ciabatta. 

Otra opción: Cordero glaseado con miel y mostaza a la menta

Mezclar 2 cdas. de miel traslúcida, 2 cdtas. de mostaza inglesa y 1 cda. de menta finamente picada. Asar 4 costillas gruesas de cordero del final como en la receta base, pintando con el glaseado de mostaza y miel durante los últimos minutos de cocción. En lugar de berenjena, cocinar junto con el cordero 4 ramitas de tomates cherry con el tallo, pincelados con un poquito de aceite de oliva. Servir los tomates como acompañamiento, con la ciabatta. 

4. Cuadril a la pimienta con nueces

Tiempo de preparación 15 minutos.
Tiempo de cocción 15 min
Porciones: 4 porciones

Ingredientes:

  • 500 g de cuadril magro
  • 2 cdas. de granos de pimienta negra
  • 80 g de pecanes en mitades
  • 2 cdas. de aceite de oliva
  • 10 g de manteca
  • 1 cebolla, finamente rebanada
  • 350 g de champiñones blancos grandes y cerrados, en rebanadas
  • 4 cdas. de brandy
  • 150 ml de crema de leche
  • 80 g de rúcula 

Preparación:

  1. Preparar la carne. Cortar el cuadril en tiras finas, recortando el exceso de grasa. Aplastar ligeramente los granos de pimienta con un mortero (o un palo de amasar) y colocarlos en un bol grande. Mezclar bien las piezas de carne con la pimienta.
  2. Tostar las nueces. Colocar los pecanes en una sartén grande o wok, sin materia grasa, y tostarlas 2 ó 3 minutos a fuego medio-alto, revolviendo con frecuencia. Picarlas gruesas y reservar.
  3. Freír las verduras. En la sartén o wok, calentar 1 cda. de aceite con la manteca. Saltear la cebolla a fuego medio 2 ó 3 minutos, para que se ablande un poco. Agregar los champiñones y cocinar a fuego fuerte 3 ó 4 minutos, hasta que estén ligeramente tiernos. Añadir un poquito de sal, a gusto.
  4. Freír la carne. Retirar de la sartén los champiñones y las cebollas y reservarlos en un plato. Colocar el aceite restante en la sartén y freír las tiras de carne a fuego bastante alto, 2 ó 3 minutos o hasta que estén selladas.
  5. Hacer la salsa. Agregar el brandy en la sartén y llevar a hervor. Dejar hervir unos 30 segundos. Volver a colocar en la sartén los champiñones y las cebollas, añadir la crema y revolver. Calentar hasta que se integren. Agregar las hojas de rúcula y revolver hasta que se vean cocidas. Esparcir por encima las nueces y servir de inmediato.

Para el puré al ajo…

Hervir papas peladas, cortadas en trozos, junto con 1 diente de ajo sin pelar, mientras se prepara y cocina la carne. Cuando las papas estén tiernas, escurrirlas. Pelar el diente de ajo y volver a colocar todo en la olla. Pisar las papas y el ajo con una nuez de manteca y suficiente leche para formar un puré suave. Sazonar y agregar un poquito de ciboulette fresca picada.

Carne a la mostaza con nueces…

En la receta base, omitir la pimienta en grano. Saltear las tiras de cuadril en el aceite y manteca, pero usar 1 cebolla morada rebanada fina y 2 tallos de apio rebanados finos en lugar de los hongos. Omitir el brandy y la crema de leche. En el paso 5, añadir 100 ml de vino tinto y cocinar a hervor lento 2 ó 3 minutos, para reducirlo ligeramente. Agregar 2 cdas. de mostaza granulada y 150 ml de crema. Llevar a hervor, sazonar y agregar la rúcula. Por último, esparcir 80 g de nueces picadas gruesas. 

5. Copas de chocolate  con crema de chocolate blanco

                  
Tiempo de preparación: 10 min más 20 min de frío
Porciones: 6

Ingredientes:

  • 200 g de chocolate amargo
  • 425 g de postre bajo en grasas (a temperatura ambiente)
  • 1 cda. de brandy
  • 125 ml de crema
  • 30 g de chocolate blanco, rallado fino. 

Preparación:

  1. Fundir el chocolate. Dejar en el freezer seis cazuelitas, compoteras de vidrio o vasos poco profundos, para que se enfríen. Partir el chocolate en trocitos y colocarlo en un bol térmico ubicado sobre una olla de agua a hervor lento. Revolver hasta que el chocolate se derrita, lo que tardará unos 3 minutos. Retirar el bol de la olla con agua en cuanto el chocolate se derrita y revolver para obtener una textura lisa.
  2. Agregar el postre. Verter aproximadamente la tercera parte del postre y revolver con suavidad. El chocolate se espesará y comenzará a adquirir brillo, por lo que no hay que mezclar de más; un par de giros envolventes serán suficientes. Verter el postre restante y mezclar. A medida que el chocolate se enfríe, la mezcla espesará. Añadir el brandy y revolver.
  3. Armar las copas Llenar los vasos o cazuelitas enfriadas, vertiendo cdas. de la mezcla en el centro. Llevar al freezer para enfriar, unos 20 minutos o hasta que estén firmes.
  4. Preparar la crema Colocar la crema en un bol y batir hasta que apenas comience a espesar y a mantener la forma. Agregar el chocolate blanco rallado y mezclar. Mantener en la heladera hasta el momento de usar. Para presentar el postre, disponer cdas. de crema sobre las copas de chocolate y servir de inmediato. 

Consejos…

  • Otra opción es coronar los postres con un copete de mascarpone (con o sin chocolate blanco rallado). Agregado Servir acompañado con bayas frescas, o con pelones, mango, durazno o ananá fresco en rodajas.
  • Para partir el chocolate fácilmente, colocar la barra de chocolate, con su envoltura, sobre la mesada de la cocina. Golpearla tres o cuatro veces, sosteniéndola en diferente posición. Abrir el envase sobre un bol grande; el chocolate caerá en trocitos bien pequeños.
  • Si se prefiere que el postre no sea tan pesado, se puede omitir la cubierta de crema y rallar un poquito de chocolate sobre la mousse. 
Artículo anterior4 ideas y elecciones para la cocina
Artículo siguiente5 recetas fáciles, ricas y con pocos ingredientes