Inicio Vida Cotidiana Consejos Útiles Asistir a una persona herida

Asistir a una persona herida

285
0

Cuando trate con una persona herida, manténgase tranquilo y siga un plan de acción claro.

Accidente de tránsito

Considere su propia seguridad por sobre todo. Una vez que sepa que es seguro hacerlo, evalúe y trate a la persona herida y brinde la ayuda apropiada.

Publicidad

Evaluación

Verifique su seguridad y la de la persona herida y luego identifique y trate condiciones que impliquen una amenaza inmediata para la vida. La más importante es la pérdida de la consciencia, sin importar cuál sea su causa, luego se encuentran las condiciones que afectan la respiración y la circulación sanguínea.

  1. VERIFIQUE QUE SEA SEGURO ACERCARSE A LA PERSONA HERIDA: si no lo es, llame al servicio de emergencias y manténgase alejado pero no pierda de vista al herido. No se acerque, aunque su condición empeore.
  2. VERIFIQUE LA SEGURIDAD DEL HERIDO: muévalo solamente si su vidaestá en peligro inmediato (y si usted no corre peligro de sufrir heridas).
  3. EVALÚE Y TRATE: atienda las lesiones o condiciones que podrían poner en peligro la vida, como la pérdida de la consciencia antes de atender otras condiciones o lesiones.
  4. CONSIGA LA AYUDA APROPIADA: quizás necesite llamar al servicio de emergencias o pedir ayuda a un transeúnte.

¿Qué hacer?

Hable con la persona. Si está consciente, responderá haciendo un gesto o estableciendo contacto visual con usted. Si no hay respuesta, sacúdale los hombros con cuidado. Si aún no consigue respuesta, esto significa que la persona está inconsciente. Pida ayuda y prosiga al siguiente paso.

Está consciente

  • DESPEJE LAS VÍAS RESPIRATORIAS: Incline la cabeza del herido hacia atrás y levántele el mentón para abrir las vías respiratorias.
  • VERIFIQUE LA RESPIRACIÓN: Constate que el pecho se mueva e intente escuchar y sentir respiraciones durante un máximo de 10 segundos.
  • CIRCULACIÓN: Verifique y trate las condiciones que afectan la circulación, tales como el sangrado intenso o las quemaduras.
  • VERIFIQUE QUÉ OTRA COSA PUEDE SER: Si no hay lesiones o enfermedades que pongan en peligro la vida, evalúe qué otra cosa puede estar ocurriendo. Llame al servicio de emergencias de ser necesario.

Está inconsciente

  • DESPEJE LAS VÍAS RESPIRATORIAS: Incline la cabeza del herido hacia atrás y levántele el mentón para abrir las vías respiratorias.
  • VERIFIQUE LA RESPIRACIÓN: Constate que el pecho se mueva e intente escuchar y sentir respiraciones durante un máximo de 10 segundos.

Si respira normalmente:

  • CIRCULACIÓN: Verifique y trate las condiciones que afectan la circulación, tales como el sangrado intenso o las quemaduras.
  • COLOQUE A LA PERSONA EN LA POSICIÓN DE RECUPERACIÓN: Si es seguro, coloque a la víctima en la posición de recuperación y llame al servicio de emergencias. Observe al herido y luego busque posibles causas.

Si la víctima no respira:

  • PROPORCIONE RCP: Llame al servicio de emergencias, luego comience con la reanimación cardiopulmonar (RCP).

Textos extraídos de:
Proteja a su familia, enfrente las emergencias modernas, salve una vida y más. Descubra todos los peligros potenciales que hay en su casa y elimínelos.

Artículo anteriorVideo de la semana. La vulnerabilidad
Artículo siguienteVideo de la semana. Danza de aves