Inicio Selecciones 7 Maravillas Vida silvestre de las Maravillas Naturales Argentinas

Vida silvestre de las Maravillas Naturales Argentinas

665
0

Las 7 Maravillas Naturales poseen infinidad de especies silvestres asombrosas, hoy conocemos a profundidad dos de ellas.

Plumas con espolón misterioso

El pato de los torrentes es como esas franquicias extendidas que están en muchos países, pero
que –cuando se llega a uno de ellos– resulta que casi nadie la conoce. Pasa que habita desde
Venezuela hasta la Patagonia austral, pero únicamente en… torrentes; esto es, en áreas más o
menos turbulentas de ríos y arroyos. De un plumaje colorido y atrayente, mide entre 38 y 48 cm. Es una de las maravillas vivas que puede observarse en el PN Nahuel Huapi y trae una sorpresa: ¡en cada ala posee un espolón! Se trata de una punta dura, cuya utilidad los
biólogos desconocen. Aunque estos patos son, cada uno con su pareja, seres muy territoriales, no
los usan para agredir o defenderse. Pero, quizá el misterio no sea tal: cualquiera que se tiró por un
torrente sabe que algo duro con lo que afirmarse (en especial si no se tienen manos) es más que
útil.

Publicidad

La “liebre de los palos” de la Rioja

Más específicamente en el Parque Nacional Talampaya parecería que la vida animal es escasa. Todo lo contrario. Un ejemplo de ello es la mara, por cuyo nombre se la conoce más, aunque en alguna época se la apostrofaba como “liebre de los palos”. La razón es clara y cómica: se parece a una liebre que anduviese en zancos. La semejanza no es solo de cara; en realidad ambos animales ocupan el mismo nicho ecológico, ambos corren como el diablo si se trata de escapar de sus predadores: sea este el puma, el yaguareté o las personas. Con una velocidad máxima de 60 km/h, su mansedumbre se convierte en electricidad si se siente amenazada. Pero, a diferencia de las liebres, viven en colonias, donde las crías son cuidadas por un conjunto de hembras, que actúan como madres sustitutas para los pequeños cachorros. Aunque se la considera patagónica, la verdad es que su hábitat va de la Patagonia hasta Catamarca.

Artículo anteriorCómo recuperarse de haber bebido una copa de más
Artículo siguiente¿Cómo cultivar plantas en espacios reducidos?