Inicio Salud Alimentación ¿Transpirás más que el resto de la gente?

¿Transpirás más que el resto de la gente?

181
0

Podría ser hiperhidrosis… Aquí te decimos a qué se debe y qué hay que hacer.

Algunas personas sudan más de lo necesario para regular la temperatura corporal”, dice Nowell Solich, dermatólogo de Toronto, Canadá. Esto puede afectar la calidad de vida. Si usted se encuentra entre las personas que sufren este problema, podría tener una condición que los médicos llaman hiperhidrosis. Por lo general, el exceso de sudor se concentra en una zona del cuerpo, como las manos, los pies, la cara o las axilas. En casos raros hay quienes sudan profusamente en todo el cuerpo. “Consulte a un dermatólogo o a un médico clínico para descartar otras causas posibles”, aconseja Shakeel Bhatti, instructor clínico en la Facultad de Ciencias Farmacológicas de la Universidad de Columbia Británica. De manera ocasional algunos antidepresivos y ciertos analgésicos pueden provocar hiperhidrosis, aunque la sudoración excesiva también puede ser síntoma de otro problema de salud, como el hipertiroidismo (sobreactividad de la glándula tiroides).

Publicidad

Opciones médicas
Si no le dan resultado los remedios caseros, pida a su médico que le informe sobre estos tratamientos:

  • Fármacos como la oxibutinina reducen la sudoración en algunas personas, aunque pueden tener efectos secundarios, como visión borrosa y palpitaciones.
  • Las inyecciones de Botox en las zonas que sudan pueden inhibir temporalmente la activación de las glándulas sudoríparas.
  • Otra posibilidad es la extirpación quirúrgica de estas glándulas, pero considere esta opción como el último recurso.

La transpiración es una respuesta fisiológica natural cuya principal función es eliminar toxinas y regular la temperatura corporal. Sin embargo, debe tener presente que si su sudoración abundante es normal —es decir, si no está relacionada con la hiperhidrosis—, el uso regular de desodorantes puede resultarle muy útil, ya que estos inhiben la proliferación de las bacterias que provocan el mal olor al sudar.

Artículo anteriorEn primera persona: mi viaje por Singapur
Artículo siguienteLa obesidad una amenaza al corazón