Inicio Salud Alimentación Conozca los beneficios del choclo en su alimentación

Conozca los beneficios del choclo en su alimentación

2946
0
Conozca los beneficios de incluir choclo en su alimentación
Conozca los beneficios de incluir choclo en su alimentación

Si aún no conoce las propiedades del choclo en la alimentación, aquí se las revelamos todas.

El maíz cosechado inmaduro se lo conoce como choclo en casi toda América de Sur: originario del continente americano, es uno de los cereales más extendidos, solo superado por el trigo y el arroz en el mundo entero. 

Publicidad

En muchos lugares se deja que el maíz madure en la planta, luego se seca y se utiliza para el consumo humano o animal o se procesa como harina para cereales y polenta. El choclo, que se cosecha antes de que madure, es el tipo que se consume como hortaliza fresca. Se puede preparar de distintas maneras: cocido con el marlo o desgranado y servido caliente. Los choclos bebé se hierven y se sirven enteros.

El choclo y la nutrición

  • El maíz es rico en almidón y proteínas, pero carece de aminoácidos esenciales, pero cuando se lo come con porotos y otras legumbres, forman una proteína completa.
  • Una mazorca de 175 g contiene 116 kcal y el 18% de la ración recomendada de folato. El choclo también aporta potasio, tiamina y fibra, y es una buena fuente de luteína; este potente antioxidante ayuda a reducir el riesgo de degeneración macular del ojo, que aumenta con la edad. La mayor parte de la niacina del maíz está presente en una forma no aprovechable en el aparato digestivo del ser humano.
  • Es una buena fuente de hidratos de carbono complejos y fibra, el maíz es un excelente alimento bajo en grasa que proporciona energía y puede ayudar a combatir cardiopatías, algunos cánceres, degeneración macular y obesidad.

Propiedades nutricionales del choclo

  • Fibra: ayuda a regular el tránsito intestinal y brinda saciedad.
  • Folato: Se sabe que esta vitamina B previene defectos congénitos del tubo neural en los fetos, y la investigación actual sugiere que también ayuda a reducir el riesgo de cardiopatía y cáncer. (Una taza de granos de choclo contiene 51 mcg de folato, o un 13 por ciento del Valor Diario recomendado).
  • Inhibidores de la proteasa: Estos compuestos ayudan a combatir tumores cancerígenos deteniendo la división de proteínas que señalan crecimiento celular incontrolado (tumorigénesis).
  • Luteína y zeaxantina: Estos carotenoides pueden ayudar a prevenir ciertas condiciones oculares, como degeneración macular por la edad, una de las principales causas de ceguera en los ancianos. El maíz es especialmente rico en luteína (una taza contiene 3 mg).
  • Tiamina: El cuerpo necesita esta vitamina B para convertir el alimento en energía; la deficiencia de tiamina resulta en fatiga. También es esencial para el funcionamiento adecuado del sistema nervioso.

¿Cómo cocinarlo para máximos beneficios?

Para conservar en el maíz las vitaminas B (folato y tiamina), solubles en agua, es mejor prepararlo al vapor que hervirlo. Si no le resulta práctico (si compra los choclos en grandes cantidades, por ejemplo), asegúrese de no cocerlos más de diez minutos en agua hirviendo, para minimizar la pérdida de nutrientes.

Beneficios en nuestro organismo de consumir este alimento ancestral:

  • Fuente de fibra 
  • Buena fuente de folato y tiamina.
  • Son ricos en luteína.
  • Fácil de vehiculizar en diferentes preparaciones, por ejemplo ensaladas, rellenos para tartas, pasteles y empanadas, pochoclos dulces y salados.
  • Proporciona más del 10% de la ingesta diaria recomendada de fósforo, magnesio, potasio, vitamina C y las vitaminas B folato, tiamina y B12, y también es una buena fuente de provitamina A, vitamina E, hierro, manganeso, selenio, sodio y zinc.

Desventajas digestivas del consumo de choclo

  • La niacina del maíz no se libera en el sistema digestivo humano.
  • El maíz carece de dos de los aminoácidos esenciales necesarios para formar una proteína completa.

Información nutricional (tomando como parámetro 1 choclo mediano)

Calorías: 87
Grasa: 1,11 g
Carbohidratos: 19,86 g
Proteína: 2,94 g

Artículo anteriorMáquina de peluches: el secreto para evitar que ganes
Artículo siguienteEl poder de la gratitud