Inicio Salud Alimentación Dale un nuevo brillo a tus ojos

Dale un nuevo brillo a tus ojos

342
0

Si tus ojos lucen cansados, hinchados y arrugados, conozca aquí la solución. ¡Con estos 6 tips tu mirada va a lucir mucho mejor! 

Si los ojos son el reflejo del alma, las almas de algunas personas lucen cansadas, hinchadas y arrugadas. Afortunadamente hay algunos trucos sencillos para reanimarlos. Así que, la próxima vez que se mire en el espejo y vea ojeras u otros inconvenientes oculares, pruebe con esto:

Publicidad

Mascarillas para quitar ojeras

Crema para hemorroides

Modelos y actores reducen la hinchazón y las arrugas con -créase o no- crema para hemorroides, que reafirma la piel. Si el olor de la crema es demasiado fuerte, mézclela con un poco de su crema humectante antes de aplicarla. Manéjese con cuidado para que la crema no le entre en los ojos.

Cucharas

Tome dos cucharas de metal y sosténgalas bajo un chorro de agua muy fría durante unos minutos. Recuéstese y colóquese la parte cóncava de las cucharas sobre los párpados durante 30 a 60 segundos. El frío del metal revivirá sus ojos cansados y, a la vez, aumentará su energía.

Mordillos

Deje dos mordillos de bebé en el freezer hasta que se congelen, recuéstese y apóyelos sobre sus párpados cerrados por unos 10 minutos. El frío no solo reducirá la hinchazón sino que también lo vigorizará.

Palta    

A muchas personas el cansancio les genera ojeras que les suman años. Si no puede descansar lo suficiente, coloque rebanadas de palta madura bajo sus ojos o aplique una pasta a base de almendras molidas y leche para aclarar las sombras. 

Pepino

Cuando sus ojos están rojos e hinchados, corte un par de rebanadas de pepino frío, recuéstese y coloque una rebanada sobre cada ojo durante 30 minutos. Una vez que se levante, sus ojos tendrán más brillo y su cuerpo se sentirá revitalizado.

El té con cafeína, que contiene taninos naturales, es un diurético suave usado desde hace mucho tiempo por abuelas y modelos por igual, para reducir la hinchazón de los ojos. Remoje dos saquitos de té en agua tibia y luego enfríelos unos minutos en la heladera. Deje reposar un saquito de té sobre cada ojo durante 5 minutos y sus ojos se sentirán frescos como una lechuga.

Artículo anterior10 secretos para llegar delgados y saludables al verano
Artículo siguienteClaves para cocinar para una multitud