Inicio Salud Alimentación ¡A moverse sin esfuerzos!

¡A moverse sin esfuerzos!

263
0

Tené en cuenta estos consejos para poner en movimiento tu cuerpo durante el día y cambiá tu vida.

El estilo de vida actual nos ha limitado a realizar escaso ejercicio físico: el auto, ómnibus o subterráneo se han vuelto los medios de transporte por excelencia, se mira televisión más que nunca, los juegos de computadora reemplazaron a la soga y la tecnología que nos rodea, tanto en el hogar como en el trabajo, limita el movimiento; en consecuencia, llevamos una vida sedentaria.

Publicidad

Uno de los resultados de estos cambios fue el aumento de la obesidad, tanto en hombres como mujeres de todas las edades, y con ello el riesgo de padecer otras enfermedades. Es sabido que el sedentarismo tiene efectos negativos sobre el organismo por lo que debe ser atendido tan seriamente como el colesterol elevado o la hipertensión arterial.

Por otro lado, no es algo que sea tan difícil: diversos estudios han demostrado que aquellas personas sedentarias que comienzan a tener una actividad física moderada experimentan de inmediato cambios positivos en su salud.

Los beneficios de ser una persona activa son muchos y variados, y entre los más elocuentes están:
baja de peso, disminución de la grasa corporal y/o mantenimiento de un peso saludable; huesos más fuertes, con solo correr, caminar o realizar ejercicio con peso; músculos más fuertes, lo cual otorga mayor flexibilidad y elasticidad; disminución del riesgo de padecer enfermedades crónicas como obesidad, cardíacas, diabetes, hipertensión arterial y ciertos tipos de cáncer; sensación de bienestar mental, ya que se libera endorfinas; y mejora del sueño, la fatiga emocional es reemplazada por la fatiga mental.
 
Vale aclarar que actividad física implica tan solo el movimiento del cuerpo con el fin de consumir energía. Si a usted no le gusta ir al gimnasio o hacer un deporte, la opción es anotarse en una clase de baile o simplemente caminar.

Lo importante es encontrar aquella actividad que realmente se disfrute para lograr mantener una regularidad en su práctica. Los expertos recomiendan al menos 30 minutos de actividad física moderada a vigorosa todos o casi todos los días. Algunos ejemplos de actividad moderada son: caminata ligera, trabajos de jardinería, bailar, andar en bicicleta; mientras que la actividad vigorosa incluye: correr, andar en bicicleta a más de 16 km por hora, nadar, caminar a paso ligero, etc.

Cuanto mayor sea la frecuencia con la que se realice una actividad física, mayor será el beneficio.

Si usted se encuentra dentro del grupo de aquellas personas que no encuentran el momento de realizar alguna actividad programada, entonces intente imprimirle más acción a su vida cotidiana. Tenga en cuenta las siguientes ideas:

–    Utilice la escalera en vez de la mecánica o el ascensor.
–    Bájese del ómnibus, tren o subte unas paradas antes del destino final y camine el resto del trayecto.
–    Párese cada vez que quiera cambiar de canal en la televisión en lugar de usar el control remoto.
–    Si está en una oficina, levántese y camine cinco minutos una vez por hora.
–    En la hora de almuerzo del trabajo, dé dos vueltas a la manzana.
–    Lave el auto a mano.
–    Realice trámites a pie en lugar de usar algún medio de transporte.
–    Imprímale energía a los quehaceres domésticos como limpiar vidrios, barrer, etc.

No olvide consultar con el médico para que realice un chequeo general antes de comenzar con cualquier tipo de ejercicio.

Es importante que los niños, desde pequeños, adopten un estilo de vida saludable y copien el modelo de los padres: es indispensable que crezcan en un ambiente donde la actividad física sea parte habitual del día. Por lo tanto, intente involucrar a la familia en las actividades como dar paseos en bicicleta o salir a patinar.

Tipo de actividad física y su consumo de energía:

Tipo de actividad  /  Consumo Energético

    Moderado a ligero    /   7 calorías / min.

Tiro al arco, básquet, bicicleta a 8-16 km/h., bailar, golf, andar a caballo, levantar  pesas, nadar a  18-23 mts./min., caminar a 3-6 km/h.

      Moderado a fuerte      /     8-12 calorías/min.

Bicicleta 17,5-22,5 km/h., bailar, aerobics, hockey, frontón, correr a 5-6 km/h., esquí de fondo a 4-5 km/h., fútbol, squash, nadar 46 mts./min., tenis, caminar a 7-9 km/h.

 


¿Y vos cómo haces para cuidarte? Compartí con la comunidad tus secretos


 

Artículo anteriorUn joven con suerte
Artículo siguienteLo bueno y lo malo del colesterol