Inicio Salud Alimentación 12 formas de prevenir el dolor de las varices

12 formas de prevenir el dolor de las varices

426
0

Fórmulas para reducir el dolor y mejorar la circulación.

Le damos la fórmula para reducir el
dolor punzante provocado por las várices, mejorar la circulación y evitar que
empeore la inflamación. El truco es hacer que la sangre circule fuera de las
venas y llegue de vuelta al corazón.

1. No esté de pie cuando pueda
sentarse
.

Quedarse parada en la misma posición por un largo período hace que
la sangre se estanque en la parte baja de las piernas, lo que provoca presión
en los vasos sanguíneos. Cuando sea posible, descanse
aproximadamente cada 15 minutos y siéntese con las piernas elevadas.

Publicidad

2. Coma más bayas.

Las moras, frambuesas y frutillas contienen flavonoides, y se
ha demostrado que estos ayudan a fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos
.
Esto es muy útil para prevenir las várices y las hemorroides. Cómalas después
del almuerzo o cena.

3. Cuando esté sentada, levante los
pies.

Elevar las piernas evita que la sangre
se estanque en las venas. Cuando mire televisión o esté acostada, mantenga los
pies elevados un poco más arriba del nivel del corazón.

4. Muévase.

Es la única forma
segura de fortalecer los músculos de las pantorrillas y mantener la sangre
circulando en las piernas. Empiece haciendo caminatas después de la cena o
antes del desayuno. Si pasa gran parte del día sentada en un escritorio, ponga
en punta los pies y flexiónelos para mejorar la circulación. 
Si está de pie, haga que la sangre se
mueva varias veces en una hora levantando los dedos
, cambiando el peso de un pie a
otro, doblando las piernas y caminando en el mismo lugar.

5. Evite la ropa ajustada.

Aunque no lo crea, esos jeans que
resaltan su figura son una mala idea. Nunca use ropa ajustada que pueda disminuir
la circulación sanguínea en la parte superior de las piernas.
 

6. Baje de peso.

Si tiene algunos kilos de más, haga un esfuerzo por volver a un
peso más saludable. No sólo le quedará mejor, sino que reducirá la presión
excesiva en las piernas y en el sistema circulatorio, y mejorará el flujo
sanguíneo. Un estudio hecho en Escocia demostró que tener sobrepeso u obesidad
eleva hasta en un 85 por ciento la probabilidad de desarrollar várices. Al
comer menos y hacer más ejercicio aeróbico, bajará de peso y reducirá el riesgo
de desarrollar problemas en las venas de las piernas.

7. Use medias.

Aunque no son la opción más atractiva, usar medias de compresión
(disponibles en farmacias) es una manera efectiva de reducir el
dolor que provocan las várices. 
Las medias de compresión
funcionan al aplicar presión en la parte baja de las piernas, obligando a que
cualquier residuo de sangre regrese al corazón (hasta en un 20 por ciento).
Cuando unos investigadores japoneses compararon las piernas de 20 personas con
várices, encontraron que todos los grados de medias de compresión reducían la
inflamación, pero que los  grados medio y fuerte eran los que funcionaban
mejor.

8. Use zapatos de tacos bajos.

Los tacos altos no causan várices, pero
al usarlos se vuelven menos efectivos los músculos de la pantorrilla para
bombear la sangre de vuelta al corazón mientras usted camina. Nuestras piernas
prefieren caminar con zapatos sin taco. Estos tonifican los músculos de las
pantorrillas, y ayudan a que la sangre circule por las venas.

9. Gotu kola (centella asiática).

Las investigaciones han descubierto que esta
hierba, originaria de Madagascar, India y Sri Lanka, puede reducir el dolor, la
inflamación, la sensación de pesadez y el hormigueo en las piernas
Funciona
al fortalecer el recubrimiento de colágeno de las paredes de las venas, lo cual
mejora la circulación. La dosis recomendada es de 30 a 39 mg  diarios.

10. Castaño de Indias.

El extracto de la semilla de este árbol es un remedio para las
molestias de las várices que parece funcionar. Investigadores de la Escuela Médica
Harvard que revisaron 16 estudios de miles de personas con válvulas débiles en
las venas de las piernas encontraron que aquellas que tomaron el extracto
tenían cuatro veces menos dolor que quienes recibieron un placebo. 
La
mitad de ellas notó una menor inflamación, y el 70 por ciento presentaron menos
picazón. También informaron sobre una mejoría en la sensación de fatiga y
pesadez en las piernas. En estudios de laboratorio se descubrió que la escina,
el ingrediente activo de las semillas de castaño de Indias, fortalece las
paredes de los vasos sanguíneos pequeños. La dosis diaria común es de 300 mg
(con 50 a 75 mg de escina por dosis).

11. No haga esfuerzo.

Hacer mucho esfuerzo para provocar el
movimiento intestinal aumenta la presión en las venas de la parte inferior de
las piernas. Investigadores escoceses indicaron que este tipo de presión casi
duplica el riesgo de problemas venosos en los hombres. Para que el movimiento
intestinal sea lo más suave y cómodo posible, tome mucha agua durante el día y
aumente su consumo de fibra.

12. Disfrute una copa de vino.

Unos investigadores españoles que analizaron las historias
clínicas de 1.778 personas, hallaron que aquellas que tomaban una copa de vino
todos los días tenían un riesgo un 50 por ciento menor de desarrollar várices,

a diferencia de quienes tomaban menos (o más).

Artículo anterior7 consejos para sentirte aliviado
Artículo siguienteAprendiendo a vivir