Inicio Vida Cotidiana Medio Ambiente Con la mente en las nubes

Con la mente en las nubes

455
0

Mirá al cielo y disfrutá un atractivo espectáculo de la naturaleza.

“Observar las nubes es no hacer nada”, admite el londinense Gavin Pretor-Pinney, fundador de la Sociedad para la Apreciación de las Nubes y director creativo de la revista The Idler (El Ocioso). “Precisamente por eso es bueno hacerlo”. En el sitio de Internet de la Sociedad (www.cloudappreciationsociety.org), amantes de las nubes de todo el mundo intercambian fotos, opiniones y poemas de sus formaciones preferidas.

Publicidad

Gavin es fanático de los altocúmulos lenticulares: “Parecen platos voladores, y se quedan en su lugar, incluso cuando sopla la brisa”, dice. 

El británico publicó una Guía para el observador de nubes, que explica el proceso científico mediante el cual se crean estas formas. Además incluye fotografías de nubes caprichosas que evocan el mapa del Reino Unido o dos gatos que bailan. Gavin cree que hay un observador de nubes latente en todos nosotros, quizá desde la infancia, cuando nos paseaban en carrito y podíamos observar el cielo y buscar imágenes en él.

“Las nubes son uno de los fenómenos más hermosos de la naturaleza, pero la gente casi no mira hacia arriba,” señala. “Esta actividad te sintoniza con el ritmo del mundo, y eso bien vale la pena.”

Artículo anteriorJuegos felinos: qué objetos puede usar
Artículo siguienteLos esteroides afectan el cerebro