Inicio Vida Cotidiana Mascotas Gatos en casa: cómo evitar los conflictos con otro felino

Gatos en casa: cómo evitar los conflictos con otro felino

556
0

La adopción de un nuevo gato en la familia requiere de algunos conocimientos para garantizar una convivencia pacífica.

Si bien los gatos tienen hábitos solitarios, a lo largo del proceso de domesticación han aprendido a convivir con nosotros como parte de la familia. Por lo tanto las relaciones sociales que establecen con los otros individuos con los que conviven son fundamentales. Pero es necesario saber que para ellos el tipo de territorio del que disponen (vivienda) y cómo lo utilizan es muy importante.

Publicidad

Cuando un nuevo gato es adoptado por la familia, no solo tiene que establecer una relación con cada uno de sus integrantes sino que debe definir sus propios lugares. Si ya hay otro gato en el hogar, las áreas de la vivienda que son ocupadas por éste pueden ser invadidas por el recién llegado y generar así reacciones agresivas entre ambos.

Para evitar estos problemas, es ideal asignarle al nuevo gato un lugar tranquilo y cómodo, colocando su almohadón, comedero, bebedero y bandeja sanitaria dentro, para que se acostumbre a su ambiente. Dicho rincón tiene que tener espacios para poder esconderse si el minino así lo desea.

Cuando se logre adaptar al lugar asignado y se comporte de forma relajada y confiada —puede llevar entre una y dos semanas—, entonces es aconsejable permitirle el acceso a un nuevo ambiente para el gato lo reconozca, y así sucesivamente con el resto de la casa. Por último, hay que comenzar con encuentros breves entre ambos gatos para que establezcan un vínculo, supervisando las reacciones de cada uno.

Artículo anteriorCuidado con los antiácidos
Artículo siguienteCómo elegir a un paseador de perro