Inicio Vida Cotidiana Consejos Útiles Niños y bebés con pérdida de consciencia

Niños y bebés con pérdida de consciencia

163
0

¿Quiere saber qué hacer en caso de emergencia? Aquí las claves.

Niños con pérdida de consciencia

Utilice esta secuencia para tratar a niños de entre un año de edad y la pubertad. Si un niño deja de respirar, es muy probable que se deba a una dificultad respiratoria más que a un problema cardíaco, así que comience con las insuflaciones de rescate para aumentar el nivel de oxígeno en la sangre.

1. Despeje las vías respiratorias y controle la respiración

Publicidad
  • Incline la cabeza del niño hacia atrás y levántele el mentón.
  • Acerque su oreja a la boca: observe, escuche y sienta la respiración durante un máximo de 10 segundos.
  • Si no respira, vaya al paso 2.
  • Si respira normalmente coloque al niño en la posición de recuperación en la que colocaría a un adulto (sobre «Posición de recuperación» ver aquí)

2 Realice insuflaciones de rescate

  • Inclínele la cabeza y levántele el mentón; deje que la boca del niño se abra levemente.
  • Extraiga cualquier obstrucción visible dentro de la boca; no busque objetos con los dedos.
  • Apriete las fosas nasales para cerrarlas, aspire aire, coloque su boca sobre la del niño y sople hasta que vea que su pecho se eleva.
  • Aleje la boca y observe el pecho descender.
  • Proporcione a la víctima CINCO insuflaciones de rescate

3. Realice compresiones torácicas

  • Coloque el talón de UNA mano en el centro del pecho.
  • Con el hombro en línea recta con la mano, presione directo hacia abajo, alrededor de un tercio de la profundidad del pecho.
  • Libere la presión, pero no la mano; deje que el pecho se relaje.
  • Realice 30 compresiones a un ritmo de 100 compresiones por minuto.

4. Repita las insuflaciones de rescate y las compresiones

  • Incline la cabeza del niño, levántele el mentón y repita las insuflaciones de rescate;
  • esta vez realice DOS insuflaciones de rescate.
  • Continúe con un ciclo de 30 compresiones seguidas de dos insuflaciones de rescate.

¡ADVERTENCIA!

  • Verifique si el pecho no se eleva y desciende con las insuflaciones de rescate, modifique la posición de la cabeza y vuelva a intentarlo.
  • Si tiene ayuda, pídale a esa persona que llame al servicio de emergencia en cuanto note que el niño no está respirando.
  • Si está solo y el niño no respira, realice los procedimientos de RCP durante un minuto antes de llamar a emergencias
  • NO presione las costillas, el extremo inferior del esternón ni la parte superior del abdomen al dar las compresiones torácicas.
  • Qué hacer a continuación: continúe con la RCP hasta que llegue el servicio de emergencias, hasta que el niño comience a respirar normalmente o hasta que usted esté demasiado cansado para continuar. Si el niño comienza a respirar normalmente, colóquelo en la posición de recuperación y espere a emergencias.
  • Si hay un desfibrilador disponible, puede utilizarse en un niño.

Bebés con pérdida de consciencia

Utilice esta secuencia para tratar bebés menores de un año de edad. Háblele al bebé y déle palmaditas en el pie para evaluar su grado de consciencia; nunca sacuda a un bebé. Si la respiración de un bebé se detiene, comience a darle insuflaciones de rescate. Coloque al bebé sobre una superficie firme antes de comenzar.

1. Despeje las vías respiratorias y controle la respiración

  • Incline la cabeza del bebé hacia atrás y levántele el mentón.
  • Acerque la oreja a la boca del bebé: observe, escuche y sienta la respiración durante un máximo de 10 segundos.
  • Si no respira, vaya al siguiente paso.
  • Si respira normalmente Vaya al paso 5.

2. Practique insuflaciones de rescate

  • Incline la cabeza del bebé levemente y levántele el mentón.
  • Extraiga cualquier obstrucción visible dentro de la boca y la nariz; no busque objetos con los dedos.
  • Coloque su boca sobre la boca y la nariz del bebé y sople de manera constante hasta que vea que se le eleva el pecho.
  • Aleje la boca y observe el pecho descender. Déle CINCO insuflaciones.

3 Realice compresiones torácicas

  • Coloque dos dedos en el centro del pecho.
  • Con el hombro en línea recta con la mano, presione directo hacia abajo, alrededor de un tercio de la profundidad del pecho.
  • Libere la presión, pero no la mano; deje que el pecho se relaje.
  • Practique 30 compresiones a un ritmo de 100 compresiones por minuto.

4. Repita las insuflaciones de rescate y las compresiones

  • Incline la cabeza del niño, levántele el mentón y repita las insuflaciones de rescate;
  • esta vez realice DOS insuflaciones de rescate.
  • Continúe con un ciclo de 30 compresiones y dos insuflaciones de rescate.

5. Si respira normalmente 

  • Sostenga al bebé con la cabeza hacia abajo en la posición de recuperación (ver abajo)
  • Llame a emergencias y controle el grado de consciencia, la respiración y el pulso mientras espera.

¡ADVERTENCIA!

  • Verifique si el pecho no se eleva y desciende con las insuflaciones de rescate,modifique la posición de la cabeza y vuelva a intentarlo.
  • Si está solo y el bebé no respira, adminístrele insuflaciones de rescate y compresiones torácicas (RCP) durante un minuto antes de llamar a emergencias.
  • NO presione las costillas, el extremo inferior del esternón ni la parte superior del abdomen al dar las compresiones torácicas.
  • No se puede utilizar un desfibrilador en bebés menores de un año de edad.
  • Qué hacer a continuación: continúe administrando RCP hasta que llegue la ayuda de emergencia, hasta que el bebé comience a respirar normalmente o usted esté demasiado cansado para continuar.
  • Si comienza a respirar normalmente, sostenga al bebé en la posición de recuperación (ver a la derecha) y espere a que llegue la ayuda de emergencia.

Textos extraídos de:

Proteja a su familia, enfrente las emergencias modernas, salve una vida y más. Descubra todos los peligros potenciales que hay en su casa y elimínelos. Ver más detalles aquí.   

Artículo anteriorFrente y Vuelta
Artículo siguienteCómo cuidar tu corazón