Inicio Vida Cotidiana Consejos Útiles 5 usos ingeniosos del microondas

5 usos ingeniosos del microondas

570
0

Este aparato no solo sirve para recalentar comida. Descubrilo aquí. 

1. Tostar nueces

Olvídese de precalentar el horno sólo para tostar una pequeña porción de nueces. Es más práctico esparcir la variedad de nuez que desee en una sola capa sobre un plato especial para microondas. Encienda el horno, meta el plato y revuelva las nueces a intervalos de un minuto. Cuando estén crujientes y huelan a tostado (entre tres y ocho minutos, según el tipo de horno), podrá agregarlas a su cereal del desayuno.

Publicidad

2. Espuma para su café con leche

No necesita ser un experto ni invertir dinero en una máquina especial para crear la espuma de su café. Llene un recipiente pequeño (con cubierta) hasta la mitad con leche, luego tápelo y agítelo durante unos 30 segundos hasta que la leche forme espuma. Retire la cubierta y ponga el recipiente en el microondas por 30 segundos. Después vierta la leche en su café reteniendo la espuma con una cuchara, y corone el café con la espuma.

3. Huevos poché

Prepárese un almuerzo rápido: vierta un huevo crudo en un tazón para microondas y agréguele 1/3 de taza de agua y ½ cucharadita de vinagre. Cubra el tazón con un plato especial para microondas y cocine el huevo durante un minuto al 80 por ciento de la potencia del horno. Revise el huevo; siga cociéndolo —a intervalos de 20 segundos— hasta que alcance el grado de cocción que desea.

4. Macarrones con queso en porciones individuales

Obtenga las ventajas de los macarrones con queso en paquete y la satisfacción de la comida hecha en casa con esta receta que le llevará tan sólo 10 minutos. En un tazón para microondas, mezcle ½ taza de pasta de macarrones, ½ taza de agua y ½ cucharadita de sal. Ponga la pasta a cocer en el horno a temperatura alta, y remuévala a intervalos de dos minutos hasta que esté al dente. Se requieren entre seis y ocho minutos de cocción; si hace falta, añada dos cucharadas de agua para cocer bien la pasta. Agregue ¼ de taza de leche y entre ¼ y ½ taza de queso cheddar rallado. Cocine en el microondas, y remueva cada 30 segundos hasta que el queso se derrita y tenga la consistencia de una salsa.

5. Pochoclo

No tendrá que seguir comprando bolsas de pochoclos para microondas, que, además de costosas, tienen conservantes. Para prepararlas uno mismo en casa, vierta ¼ de taza de maíz pisingallo en un recipiente grande para microondas y coloque un plato encima de él, pero sin taparlo completamente. También puede llenar una bolsa de papel con ¼ de taza de maíz y doblarla dos o tres veces por la parte superior para cerrarla. Póngala en el horno dos o tres minutos, o hasta que la mayoría de los granos haya reventado. Saque la bolsa y espolvoree sobre las palomitas manteca, sal y otros ingredientes que desee.

Artículo anteriorLos escondites de los microbios
Artículo siguienteEl dinero es nuestro espejo