Inicio Vida Cotidiana Actualidad 5 cosas que no sabías de Halloween

5 cosas que no sabías de Halloween

411
0

¡Se acerca la noche de brujas y hay 5 cosas que no podés dejar de saber!

El origen deriva de una festividad celta conocida con el nombre de Samhain, cuya fecha coincidía con el último día de verano y el final de la temporada de cosechas. La creencia de la cultura celta decía que este día nuestro mundo se estrechaba con el mundo de los muertos, permitiendo así a los espíritus permanecer entre nosotros. 

Publicidad

La palabra “Halloween” proviene de una variación escocesa de la expresión inglesa «All Hallows’ Even» que significa «víspera de todos los Santos». La iglesia adoptó esta festividad con el nombre del Día de todos los Santos que se celebra el 1 de Noviembre. 

Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense. Fue en 1840 cuando llega a Estados Unidos esta tradición en manos de los irlandeses, pero recién a partir del primer desfile en Minnesota en 1921 fue tomando preponderancia. 

Las calabazas talladas e iluminadas nacen a partir de la leyenda irlandesa de “Jack O’Lantern”. La historia cuenta sobre un hombre, llamado Jack, que al morir no es aceptado ni en el cielo ni en el infierno. A cambio es condenado a vagar en la penumbra entre los dos reinos con un repollo iluminado por dentro como única herramienta para guiar su camino. Con el tiempo se cambió el repollo iluminado por la calabaza debido a la facilidad de ahuecarla.

También es de origen céltico el juego de “Truco o Trato” (en inglés “Trick-or-treat”). En sus comienzos se creía que por la noche los espíritus visitaban las casas diciendo “Truco o trato”. En el caso de no concretar un trato, el truco de los espíritus más malvados consistía en embrujar el hogar y a sus habitantes. Hoy en día los chicos disfrazados van visitando las casas diciendo exactamente la misma frase, la diferencia es que el trato consiste en entrega de dulces y el truco es alguna broma divertida por parte de los niños.

Artículo anteriorDiabetes y la comunicación con el odontólogo
Artículo siguienteLos sanadores usos de la mostaza