Inicio Vida Cotidiana Actualidad 13 cosas que una azafata nunca te dirá en el vuelo

13 cosas que una azafata nunca te dirá en el vuelo

1466
0

Estos son los pensamientos más íntimos de una azafata: secretos de este oficio.

1. “Lo primero que ofrecemos a los
caballeros es vino
,
incluso
antes que jugo o gaseosas. A más vino consumido, más pasajeros
durmiendo, es decir: menos llamados para nosotras”.

Publicidad


2.
“Después de algunos años de vuelo, el trabajo se automatiza. Suele pasar que
cuando estoy parada en medio del pasillo, dando las indicaciones acerca de
dónde se encuentran los chalecos salvavidas y las salidas de emergencia, en
realidad estoy pensando que esta semana no fui al gimnasio o si habré dejado
todo bien cerrado en casa”.

3. “Con los años, uno aprende a
reconocer a los pasajeros. El nervioso, el fastidioso, el que cree que hacerse
el simpático le va a reportar beneficios en vuelo. Después de un tiempo, ya uno
conoce a todos… sin necesidad de conocerlos”. 

4.
“A veces no es necesario revisar que todos tengan sus cinturones de seguridad
colocados, basta
con pasar por los asientos estirando un poco el cuello y sólo aparentar que los
estamos revisando”.

5. “¿Si hay encuentros fogosos entre pilotos y azafatas? Sí,
los hay. ¿Si ocurren en pleno vuelo? Es raro, pero pueden ocurrir”.

6. “Si viaja con un chico pequeño y no deja de
oír campanas y más campanas, por favor, asegúrese de que su hijo no esté
jugando con el timbre para llamar a las azafatas”.

7. “La puerta del baño no es un
instrumento científico muy especializado. Para abrirla, sólo empújela”.
 

8. “No hay límite para pedir bebidas a la tripulación, pero
algunos pasajeros quieren a la vez gaseosa, leche, té, café y agua, y el tiempo
que disponemos para servir es limitado”.

9. “Si tiene un bebé, traiga pañales. Si es
diabético, traiga jeringas.
 Si sufre presión alta, no
olvide sus medicamentos. Así no tendré que improvisar pañales con toallas
sanitarias y fundas de almohada, ni preguntar por el interfono si a alguien le
sobra un inhalador”.

10. “En caso de que no se haya dado cuenta, hay
otras personas en el avión. Así que no se corte las uñas de los pies, no ronque
a todo pulmón ni haga nada que moleste a los otros pasajeros”.

11.“No subestime la información y las instrucciones de las
azafatas. Además de ser anfitriones, tenemos una capacitación amplia para
resolver situaciones que los pasajeros ni se imaginan: aplicar primeros
auxilios, apagar incendios a bordo y ayudar a los usuarios con los trámites de
ingreso en cada país que visitamos”.

12.“Si viaja al extranjero, hágase un
favor y lleve consigo un bolígrafo. Es increíble la cantidad de personas que no
lleva uno, y lo necesitará para llenar las solicitudes de inmigración. Yo
siempre llevo algunos, pero no 200”.

13. “Los pasajeros suelen acudir a mí para quejarse de otros.
‘¿Podría pedirle que enderece su asiento?’ ‘No me deja usar el apoyabrazos’.
¡No soy niñera ni maestra de jardín de infantes!”

Fuentes:
Mariana M., azafata argentina de una línea internacional; Lucía Solves, azafata
de una línea de cabotaje; Laura Suárez, ex azafata de Aerolíneas Argentinas;
Beatriz Metzner, azafata de Pluna; una azafata de Los Ángeles con muchos años
de experiencia; John Safkow, comisario de a bordo de San Francisco y creador de
marthastewardess. com; y Betty Thesky, azafata y autora de Betty in the Sky
with a Suitcase. Reporte de Alejandro Seselovsky

Artículo anterior12 consejos para saber qué pedir en un restaurante
Artículo siguienteAlegría pura y libertad