Inicio Selecciones Sabías que Agua bajo la tierra

Agua bajo la tierra

692
0

Corrientes profundas.

¿De dónde procede el agua de los manantiales?

Publicidad

Estas salidas naturales de agua subterránea se encuentran en muchos lugares: en laderas montañosas, en valles en medio de desiertos calcinados, a pie de los acantilados e incluso en su paredes. Los manantiales brotan a veces directamente en los lechos de lagos y ríos, y existen incluso en el fondo del mar.

Algunos no son más que meras filtraciones que apenas humedecen la superficie del suelo, mientras que de otros surge el agua a borbotones. Unos cuantos, como por ejemplo Silver Springs, en Florida (EE. UU.), y la Fontaine de Vaucluse, en Francia, vierten millones de litros por minuto.

Algunos de los manantiales más grandes son el desagüe de ríos subterráneos que fluyen a través de canales formados por la disolución de la roca calcárea. El agua de un manto acuífero cubierto por una capa de roca impermeable también puede llegar a la superficie a través de una fractura de aquella capa. Pero lo más común es que el manantial brote cuando el manto acuífero entra en contacto con la superficie de un terreno inclinado y el agua puede salir a través de puntos débiles o grietas.

¿Qué es el nivel freático?

Rara vez están los mantos acuíferos saturados hasta la superficie de la tierra; generalmente el agua llega solo a cierto nivel. La parte superior de la zona saturada se llama nivel freático; por encima de él, las partículas de tierra no poseen más que una delgada película de agua y los poros están llenos de aire.

La profundidad a la que se encuentra el nivel freático varía de acuerdo con la pluviosidad y otros factores, entre ellos el volumen de agua extraído por los hombres. El nivel freático de un manto se puede comprobar observando un pozo poco profundo: está representado por la superficie del agua que brilla en su interior.

Artículo anteriorAgua en los lugares más sorprendentes
Artículo siguientePantanos, ciénagas y tremedales