Inicio Salud Dolencias Diabetes: Mentalidad positiva

Diabetes: Mentalidad positiva

231
0

Para combatir la diabetes, una actitud positiva hace la diferencia.

Fijar metas, esperar algunos días malos y, sobre todo, creer que puede
tener éxito al controlar sus niveles de azúcar, son las claves para evitar
consecuencias de salud graves y a veces irreversibles. Tener un punto de vista
positivo incluso ha demostrado reducir el estrés, mejorar el humor, potenciar
el funcionamiento del sistema inmunológico y disminuir el riesgo de sufrir
cardiopatías. ¿La mejor noticia? No tiene que ser un optimista incurable (y la
mayoría de la gente no lo es) para tener una actitud triunfadora.

Publicidad
  • Elija
    luchar
  • Piense
    en usted como una persona con diabetes, no como un diabético
  • Deje
    de pensar “Pobre de mí”
  • Pase
    10 minutos por la mañana contemplando el día que inicia
  • Adquiera
    el hábito de dar las gracias
  • Consiéntase
    al menos una vez al mes
  • Únase
    a una comunidad de diabetes en línea
  • ¿Enojado?
    ¿Asustado? Pretenda que es un amigo comprensivo y escríbase una carta
  • Use
    colores vivos para mejorar su humor
  • ¿No
    puede descubrir qué le preocupa?
  • Tome
    una clase por pura diversión

Elija
luchar

Cuando a las personas les diagnostican un tipo de cáncer que pone en
peligro la vida, algunas deciden luchar y otras darse por vencidas. Recibir un
diagnóstico de diabetes, aunque difícilmente es una sentencia de muerte, es un
poco parecido. Si usted tiene un familiar cercano que sufrió complicaciones
graves debido a la diabetes, quizá levante los brazos al cielo y dé por hecho
que correrá la misma suerte. O puede adoptar la actitud de “Eso no me va a
pasar a mí”. La elección es suya. Sólo recuerde que no hay una buena razón para
darse por vencido. La diabetes es muy controlable, y la mayoría de los aspectos
de su manejo están bajo su control directo.

Piense
en usted como una persona con diabetes, no como un diabético

De acuerdo con la psicóloga Mary Cerreto, “Si piensa en usted como un
diabético, ¿qué viene primero? Ser un diabético. Pero si en vez de eso usted
dice: ‘Soy una persona con diabetes’, entonces la diabetes sólo será parte de
su vida, no toda ella”. Visualice tener diabetes como si fuera corto de vista:
es una característica suya, pero ciertamente no lo define.

Deje
de pensar “Pobre de mí”

Casi todas las personas tienen un problema serio que tienen que
enfrentar en la vida, ya sea una complicación de salud, un reto financiero o
una dificultad marital. Si descubre que siente autocompasión debido a la
diabetes, recuerde que nadie tiene una vida perfecta. Luego tómese unos minutos
para recordar el futuro que ha visualizado, y dígase que depende de usted que
suceda al comer saludablemente, mantenerse activo y revisar sus niveles de
azúcar en la sangre (además de actuar dependiendo de los resultados).

Pase
10 minutos por la mañana contemplando el día que inicia

Siéntese con su taza de café, té o jugo, y planee cosas positivas y
conscientes sobre cómo quiere que transcurra el día, y qué necesita hacer para que
suceda. ¿Tiene organizados sus medicamentos y su monitor listo para salir?
¿Cuándo realizará su caminata diaria? Si no ha empacado una comida saludable,
¿qué tiene pensado comprar? Si tiene un día caótico por delante, piense en
estrategias específicas que puede usar para mantenerse calmado, como la
respiración profunda. Recuerde que mantener a raya el estrés lo ayudará a
controlar mejor sus niveles de azúcar. Puede escribir sus pensamientos y
respuestas, sólo piense en ellos, o pídale a un ser supremo que le ayude a
tener éxito.

Adquiera
el hábito de dar las gracias

Antes de levantarse de la cama por la mañana, antes de comer, y cuando
se esté preparando para dormir, tómese un momento para apreciar las cosas que
normalmente da por sentadas, como tener un techo, comida, agua potable, ropa y
amigos. Y no olvide estar agradecido por tener acceso a un seguro médico,
medicamentos de calidad y la capacidad de mejorar su bienestar a través de la
alimentación y el ejercicio. Contar sus bendiciones hará que esté más
consciente de lo afortunado que es en realidad.

Consiéntase
al menos una vez al mes

Hacerse faciales, masajes o cortes de cabello de manera regular, elevará
su autoestima. Tomarse un tiempo para consentirse, refuerza la idea de que
usted vale la pena.

Únase
a una comunidad de diabetes en línea

A veces no hay nada mejor que hablar con alguien que sabe por lo que
usted atraviesa .A través de foros de discusión en línea puede encontrar
personas que comparten los mismos retos que usted enfrenta, y saber cómo los
resolvieron. Podría crear su propio blog y publicar lo que hace cada día, o
formar parte de uno que ya exista. De cualquier modo tendrá un lugar dónde ir
cada vez que sienta que necesita recibir apoyo o salir de su mente y ayudar a
otros con su enfermedad.

¿Enojado?
¿Asustado? Pretenda que es un amigo comprensivo y escríbase una carta

Habrá días en los que no querrá tener diabetes. Eso es completamente
normal. Pero cuando usted se guarda las preocupaciones, temores y
frustraciones, éstas crecen con el tiempo. Es fabuloso tener un amigo a quién
llamar cuando se siente pésimo, pero si nadie está cerca, sea su propio mejor
amigo. Tome una hoja de papel, o siéntese frente a la computadora y envíese un
mensaje electrónico. ¿Qué le diría a alguien que se siente como usted? Sea
amable, gentil y comprensivo.

Use
colores vivos para mejorar su humor

Suena trillado, pero realmente puede funcionar. Si acostumbra a usar
colores como el beige, el gris o el negro, saque una camisa roja o verde limón
y úsela todo el día. Las demás personas percibirán una actitud más positiva en
usted, y sus percepciones pueden “dar color” a su ánimo.

¿No
puede descubrir qué le preocupa?

Cada vez que algo lo afecte—estar irritable, sentirse triste o no poder
evitar una sensación de fatalidad—, pregúntese si tiene hambre, está enojado,
se siente solo o cansado. Si ha pasado mucho tiempo desde su última comida,
puede estar irritable debido a un nivel bajo de azúcar. Si se siente enojado,
necesita identificar qué es lo que le molesta para poder resolverlo. Si se
siente solo, llame por teléfono a un amigo. Por último, ¿ha estado durmiendo
bien? Estar fatigado puede afectar negativamente su ánimo.

Tome
una clase por pura diversión

Ya sea una clase de yoga, pintura, cerámica, cocina o belly dance, puede
ayudarlo a evitar sentir que su vida gira en torno a la diabetes. También
descubrirá su lado creativo, lo cual siempre es infalible para sentirse con más
energía y optimismo.

Artículo anteriorDiabetes: Lo que hay que preguntar
Artículo siguiente¿Cómo se desayuna en…?