Inicio Salud Belleza ejercicio físico: 7 consejos para hacerlo correctamente

ejercicio físico: 7 consejos para hacerlo correctamente

1323
0

Consejos imperdibles para hacer ejercicio físico correctamente y con seguridad.

Ejercicio seguro

Si estás fuera de forma o tiene problemas de salud, siempre consulta al médico antes de adoptar un régimen de ejercicios. Recuerda que ejercitarse en exceso o con una técnica incorrecta puede afectar el desarrollo óseo y causar daño. Para evitar distensiones, esguinces y otras lesiones, seguí estos consejos:

Publicidad

1. Caliente antes de ejercitarse

Esto ayuda a evitar lesiones musculares. Estirarse es importante sobre todo por la mañana, cuando los músculos son menos flexibles.

2. Enfríe después de ejercitarse

En vez de detenerse abruptamente, hacé unos estiramientos suaves para mantener los músculos flexibles y evitar dolor.

3. Ejercítese dentro de sus límites

Aumenta poco a poco, lleva un buen ritmo y escucha a tu cuerpo; el dolor es una señal de alerta. Busca ayuda médica si el dolor persiste.

4. Evite contorsiones repentinas

Los movimientos que te hacen inclinarte o girar la espalda demasiado pueden ejercer una presión excesiva en la columna, sobre todo si tu condición física no es buena o padecés osteoporosis.

5. Manténgase hidratado

El agua es importante para mantener la temperatura interna durante el ejercicio y evitar la fatiga y los calambres. Es recomendable rehidratarse después de la actividad, en vez de tomar agua continuamente durante el ejercicio.

6. Use un buen calzado

Las suelas acolchonadas ayudan a amortiguar el impacto y evitan lesiones articulares. Si tenés pie plano, elegí un calzado con “control de movimiento” o “de estabilidad”, que evite que tu pie se deslice a cada paso; elegí zapatos para caminar si la actividad implica un terreno agreste. Usá ropa cómoda.

7 – Beneficios de cada ejercicio

  • Ejercicio con pesas: En promedio, los adultos perdemos del 3 al 5 por ciento de músculo cada década. El ejercicio con pesas revierte esta tendencia al construir la masa y fortaleza muscular. Los músculos fuertes hacen mucho más que ayudarte a realizar tareas fácilmente; evitan lesiones, apoyan y protegen las articulaciones, y mejoran la postura.
  • Aeróbicos: Toda actividad cardiovascular es aeróbica. Cualquier actividad que aumente tu ritmo cardíaco y estimula tu circulación, también te hace respirar aeróbicamente (con oxígeno). Aunque correr, andar en bicicleta y nadar son todas actividades aeróbicas, el término “aeróbicos” suele utilizarse para un tipo de ejercicio que, por lo general ,se realiza al compás de la música y con rutinas coreográficas.
  • Trotar: Es un ejercicio útil para fortalecer los huesos, y es una manera muy efectiva para lograr una buena condición cardiovascular y quemar calorías. Sin embargo, hasta cierto punto es una actividad de alto impacto, por lo que no siempre es adecuada para personas con problemas de rodillas o tobillos.
  • Nadar: La natación y los ejercicios aeróbicos en agua aumentan la fortaleza muscular, y mejoran la condición cardiovascular. El riesgo de lesiones óseas, musculares y articulares es mínimo, debido a la posibilidad de flotar en el agua.
  • Pilates: Se trata de un sistema de ejercicios lentos y controlados que fortalecen los músculos centrales y estabilizadores del cuerpo además de mejorar su flexibilidad natural. El boxeador y atleta Joseph Pilates lo desarrolló a principios del siglo XX, y lo han usado bailarines profesionales y otros atletas por más de 80 años.
Artículo anteriorBeneficios de la terapia con hormonas
Artículo siguiente¡Robots en Marte!