Inicio Salud Belleza ¡A hidratarse!

¡A hidratarse!

376
0

Tomar suficiente líquido durante esta época del año es esencial para evitar la deshidratación.

Un adulto sedentario, en óptimas condiciones de calor y humedad, necesita ingerir entre dos y dos litros y medio de líquido por día para mantenerse hidratado y para reponer la pérdida de agua, sobre todo en estas épocas de calor, que se produce a través de la respiración, la piel (transpiración y perspiración), las deposiciones y la orina. El organismo puede llegar a perder más dos litros de agua por día en verano.

Publicidad

Siga estos consejos para mantenerse hidratado:

  • Comience el día con un vaso de agua bien grande. En ayunas, antes de tomar cualquier infusión, tome un vaso de agua. Esto lo ayudará a hidratarse y a recuperar la pérdida de líquidos ocurrida durante la noche.
  • Haga pausas para tomar agua. Cuando se esté muy ocupado durante el día ya sea en el trabajo o con las actividades cotidianas uno tiende a olvidarse de tomar agua. Por lo tanto, al menos una vez por hora oblíguese a beber un vaso de agua.
  • Limite la cafeína y el alcohol. El exceso de gaseosas cola o café y las bebidas alcohólicas pueden actuar como diuréticos y favorecer la deshidratación.
  • No espere a tener sed. La aparición de la sed implica que ya se ha perdido una cantidad significativa de agua corporal. Esté atento a otros síntomas como dolor de cabeza, poca frecuencia para orinar, boca seca y mareos.

Las mejores frutas del verano

Las frutas aportan beneficios a la salud: mantienen la hidratación, son anticancerígenas y protectoras de la piel. Aquí, las características de las que son propicias para esta época:

  • Mango. Contiene betacarotenos que protegen la piel, además del corazón. Son gran fuente de fibra la que ayuda a controlar el hambre.
  • Sandía. Fuente principal de licopenos, fitonutriente conocido por su poder anticancerígeno. Al contener un 92 por ciento de agua en su contenido colabora con la hidratación del organismo.
  • Frutillas. Son muy bajas en calorías y ricas en fibra, le aportan sensación de saciedad; una taza posee solo 45 calorías y 4 gramos de fibra.
  • Arándanos. Ricos en polifenoles, sustancias que protegen la piel. Una taza aporta 6 gramos de fibra y el 45 por ciento del manganeso, mineral que mantiene los músculos, piel, células nerviosas y huesos saludables.
  • Duraznos. Gran fuente de vitamina C y A, y potasio. Posee un 80 por ciento agua, lo que promueve la hidratación.

5 recetas de aguas saborizadas caseras

  1. Un litro de agua + jugo de un limón + rodajas de un limón + una cucharada de miel o una cucharada de edulcorante en polvo.
  2. Un litro de agua + jugo de un limón + hojas de menta + jengibre fresco rallado + una cucharada de miel o endulzado con edulcorante en polvo.
  3. Dos saquitos de té earl grey infusionados en un litro de agua caliente que luego dejar enfriar + rodajas de naranja + una ramita de lemon grass + rodajas de jengibre fresco + una cucharada de miel o endulzado con edulcorante en polvo.
  4. Dos saquitos de té de naranja infusionados en un litro de agua caliente que luego dejar enfriar + rodajas de naranja + una ramita de canela + una cucharada de miel o endulzado con edulcorante en polvo.
  5. Dos litros de agua + una naranja cortada en rodajas + una limón cortado en rodajas + una lima cortada en rodajas + ocho frutillas cortadas al medio + un pepino cortado en rebanadas + miel o edulcorante para endulzar.
Artículo anteriorCómo leer las señales del cuerpo
Artículo siguienteEl hombre que no era