Inicio Salud Alimentación Roncar y no dormir bien influyen en el día a día

Roncar y no dormir bien influyen en el día a día

460
0

Cómo afecta el ronquido a la calidad de vida y a la rutina.

 

Publicidad

 

Al menos tres de cada diez argentinos roncan al dormir, según una encuesta de TNS Gallup HealthCare, realizada en marzo de 2008 sobre 1.000 casos. Si se tienen en cuenta solamente hombres, los roncadores son el 40 por ciento, y crece al 50 por ciento, si se toma el segmento etario de 50 a 64 años.

El ronquido afecta seriamente la calidad del sueño y es molesto tanto para quienes lo padecen como
para quienes deben sobrellevarlos; de hecho, la misma investigación concluye que el 33 por ciento de los consultados dijeron tener que “soportar” los ronquidos de sus acompañantes.

¿Por qué se producen los ronquidos? 

“Por la vibración continua de los tejidos blandos que existen en la garganta (velo del paladar, situado en la parte posterior del mismo, y campanilla)”, explica Claudio Haissiner, médico otorrinolaringólogo y  docente de la Universidad de Buenos Aires. Si bien no se conocen con exactitud las causas, el alcohol, el tabaco y el sobrepeso pueden favorecer los ronquidos.

 

Llamamos sueño de calidad al que nos permite desempeñarnos cada jornada en buenas condiciones físicas, intelectuales y emocionales”, explica la doctora Margarita Blanco, jefa de Medicina del Sueño del Hospital Francés.

 

Una gran proporción de roncadores padece somnolencia diurna que, según datos de la Asociación Civil Luchemos por la Vida, es la causa del 20 por ciento de los accidentes del tránsito. “También afecta el desempeño laboral, la conducta social y el equilibrio familiar”, agrega Blanco.

 

La especialista hace hincapié en diferenciar los ronquidos y las apneas del sueño. “Estas últimas se  caracterizan por la interrupción de la respiración por diez o más segundos durante la noche”, dice.

 

De acuerdo con el tipo de paciente, hay diversos tratamientos: en personas excedidas de peso, la primera medida es reducir su obesidad y efectuar controles periódicos de su estado clínico.  En todos los casos, es fundamental la evaluación de las vías aéreas superiores

 

¿Tenés problemas para conciliar el sueño? Dejá tus experiencias y respondé la encuesta de la comunidad.

Artículo anterior7 ejercicios para mejorar tu corazón
Artículo siguienteEn balsa por el Nilo