Inicio Alimentación Recetas Para convivir y compartir

Para convivir y compartir

156
0

5 cosas que no sabías que podías asar. Descubrilas en esta nota.

1) Sandía

El fuego, el humo y una pizca de sal vuelven esta fruta un manjar sustancioso. Asarla a la parrilla “le da sobriedad y le hace perder parte de su dulzor”, escribe Mark Bittman en el New York Times. Él unta rebanadas de cuatro centímetros de grosor con aceite de oliva, cebolla picada, sal y pimienta; luego asa cada lado unos cinco minutos hasta que se caramelizan y empiezan a secarse. Sírvalas como guarnición, o remátelas al estilo de Bittman: con queso derretido y un pan para preparar una “hamburguesa de sandía”.

Publicidad

2) Lechuga romana

Las verduras de hoja verde toleran muy bien el calor, y asarlas les da un sabor ahumado que es perfecto para una ensalada apetitosa, como esta del chef Alton Brown, de Food Network: rebane dos cabezas de lechuga romana a lo largo, y unte el lado del corte de cada mitad con aceite de oliva, sal y pimienta. Ponga las mitades de lechuga sobre la parrilla, con el lado del corte hacia abajo, y áselas a fuego medio un par de minutos. Dé el toque final con queso parmesano rallado y vinagre de vino. Sirva cada mitad en un plato.

3) Queso

Asar el queso a la parrilla realza su sabor y lo hace fácil de masticar. Para que las marcas de la parrilla queden perfectas, sin que el queso se derrita y escurra, use rebanadas gruesas de queso halloumi o provolone añejo. Rocíe el queso con aceite de oliva, y áselo a fuego medio por ambos lados hasta que se formen las marcas de la parrilla (cuatro minutos por lado si es queso halloumi, y un minuto por lado si es provolone). Sirva con pan, uvas y alguna conserva.

4) Torta

Asarla hace que quede tibia por dentro y caramelizada por fuera, y su dulzor se equilibra con el sabor ahumado. Corte una torta de molde en rebanadas de 2,5 centímetros de grosor. Unte manteca en ambos lados y ase a fuego medio unos dos minutos cada lado, hasta que se doren, dice la revista Food & Wine. Remate con fruta picada, helado o salsa de chocolate.

5) Batata

El chef y escritor Steven Raichlen usa una combinación de asado y ahumado para dejar estos tubérculos cremosos y dulces pero no demasiado. Unte las batatas con manteca y póngalas a asar a fuego medio hasta que la piel se dore y la pulpa esté tierna (entre 40 y 60 minutos). Luego quítelos del fuego, rebánelas a lo largo y remate con un poco de manteca y azúcar negra.

Artículo anteriorRebozado bajas calorías
Artículo siguienteNuggets de pollo y ensalada coleslaw