Inicio Vida Cotidiana Relaciones No hago más que pensar en vos…

No hago más que pensar en vos…

257
0

Cómo el amor afecta nuestro cerebro. Descubrilo en esta nota.

Tomado del New York Times

Publicidad

Gracias a un nuevo campo de investigación, la neurobiología interpersonal, los científicos estudian cómo los sentimientos amorosos afectan zonas del cerebro.

El contacto físico alivia

En un experimento en la Universidad de Virginia, los científicos amenazaron a mujeres casadas con aplicarles una descarga eléctrica. Cuando ellas tomaban la mano de sus esposos, la corteza cingulada anterior y otros centros de su cerebro relacionados con el dolor y la ansiedad mostraban una activación significativamente menor que cuando asían la mano de otras personas o de ninguna.

La familiaridad alegra

Estudios realizados por la Universidad de Stony Brook mostraron que cuando hombres y mujeres felices veían fotos de sus parejas, se activaba el centro de placer de su cerebro, incluido el núcleo accumbens. En las parejas con muchos años de casadas se registraron sensaciones de apego y de calma en el globo pálido y otras zonas del cerebro.

El amor duele

Según la Universidad Columbia, las mismas zonas del cerebro asociadas con el dolor físico, como la ínsula dorsal posterior, se activan cuando se experimenta rechazo amoroso.

Artículo anteriorLa noche que conocí a Einstein
Artículo siguienteSalvarle la vida al enemigo