Inicio Vida Cotidiana Relaciones Niños en la piscina

Niños en la piscina

306
0

¿Cómo evitar accidentes durante la temporada de vacaciones?

Existen formas de evitarlos y son relativamente sencillas. La zona de la piscina es su espacio lúdico preferido para jugar, nadar y divertirse con sus amigos invitados, y consecuentemente, es muy difícil, casi imposible, alejarlos de su paraíso acuático ya que pasan allí muchas horas al día. Los adultos tienen la obligación de controlar en todo momento el baño de los menores. Para responder a la pregunta indicamos algunos consejos prácticos para que niños y adultos puedan disfrutar de un baño más tranquilo y seguro.

Publicidad

Aprendizaje precoz

El mejor consejo, el más importante y a la vez el más práctico, es que los padres y las instituciones sepan educar, potenciar y motivar a los niños para el aprendizaje de las técnicas natatorias, y cuanto antes mejor; siempre bajo la estricta vigilancia y el control de algún responsable adulto. Si el baño se prolonga se pueden hacer turnos de vigilancia.

Un buen equipo

Es recomendable equipar convenientemente a los niños antes de que entren en la piscina. Los accesorios mas utilizados son: chalecos, salvavidas, hinchables, burbujas y similares. Estas prendas normalmente les resultan molestas por lo que hay que vigilar y evitar que se las quiten. Cerca de la piscina siempre se debe tener a mano una vara, un salvavidas rígido y un  teléfono móvil.

Vallas y barreras

Las barreras y vallas de seguridad tienen la misión de impedir el acceso a la piscina a los niños y animales de compañía. Todas ellas pueden tener una o varias puertas de acceso provistas obligatoriamente de cerraduras de seguridad manuales, automáticas, magnéticas o de doble cerradura, diseñadas para que los niños menores de cinco años no puedan abrirlas por más que las manipulen.

Sistemas de alarmas

Los sistemas de alarmas que se instalan en las piscinas deben obligatoriamente estar fabricados, construidos o instalados de tal manera que los mandos de activación y desactivación no puedan ser utilizados en ningún caso por niños menores de cinco años. El sistema de detección de caídas utilizado debe detectar la caída a la piscina de niños menores de cinco años y activar inmediatamente un sistema de alarma provisto de sirena. Estos dispositivos no pueden dispararse de forma intempestiva.

Artículo anteriorSalud: lo que no se debe hacer
Artículo siguiente8 formas de acelerar tu trabajo en la computadora