Inicio Vida Cotidiana Relaciones 8 maneras de hacer (y conservar) amigos nuevos

8 maneras de hacer (y conservar) amigos nuevos

213
0
Cómo hacer y conservar amigos nuevos

Enfocarse en conocer nuevos amigos en la adultez tiene su lado difícil pero no imposible.

Por Caitlin Walsh Miller

Publicidad

Si piensa que conocer amigos era más fácil en la infancia, está en lo cierto. “De chicos, teníamos los recreos y la clase de educación física para convivir. Solíamos confiar ciegamente en los demás.”, explica Marisa G. Franco, profesora y autora del libro Platonic: How the Science of Attachment Can Help Us Make and Keep Friends (Cómo la ciencia del apego puede ayudarte a hacer y conservar amigos). Según la sociología, los espacios donde se dan estas repetidas e improvisadas interacciones y los momentos de vulnerabilidad son necesarios para crear lazos de amistad. Hoy en día, con el trabajo remoto, esos espacios son cada vez más escasos. “Ni siquiera los que vemos a nuestros colegas todos los días bajamos la guardia”, añade Franco.

En una encuesta realizada en 2021 por el American Enterprise Institute, un centro de investigación sobre política pública, se reveló que el número de estadounidenses que afirman no tener amigos cercanos es cuatro veces mayor que en 1990. “Nunca hemos estado tan desconectados”, comenta la psicóloga y escritora Jody Carrington. “El principal factor de pronóstico del bienestar general no es la cantidad de alcohol o tabaco que consumimos ni nuestros hábitos alimenticios. Es la interacción social”

Las investigaciones de la psicóloga Julianne Holt-Lunstad, de la Universidad Brigham Young, en Utah, Estados Unidos, han demostrado que la soledad es una de las principales amenazas para la longevidad, al mismo nivel que fumar 15 cigarrillos al día o ser alcohólico. Las personas que se sienten solas o aisladas socialmente tienen un mayor riesgo de padecer alteraciones del sistema inmunitario, depresión, demencia y muerte súbita cardiaca. Pero el lado bueno es que las amistades sanas pueden ayudarnos a envejecer mejor, a afrontar más fácilmente el estrés y a vivir una vida más larga y feliz. Además, dicha felicidad es contagiosa —se extiende por todas nuestras redes interpersonales. Investigadores de Harvard descubrieron que cuando una persona es feliz, sus amistades que viven en un radio aproximado de dos kilómetros tienen un 25 por ciento más de probabilidades de serlo también. Los investigadores concluyeron: “La felicidad de las personas se extiende hasta tres grados de separación; por ejemplo, llega a los amigos de los amigos de nuestros amigos”.

La soledad es una de las principales amenazas para la longevidad.

A continuación, le damos ocho consejos de expertos para hacer amigos nuevos a los 30, los 40, los 50, los 60 y más años:

1 – Prepárese para todo

La incomodidad no es un buen motivo para abandonar una nueva relación. “Es una parte normal del proceso de conocer a alguien”, asegura Shasta Nelson, autora del libro Frientimacy: How to Deepen Friendships for Lifelong Health and Happiness (Cómo profundizar las amistades para la salud y la felicidad de por vida). Por ejemplo, en otras situaciones incómodas, como cuando vamos al gimnasio y comenzamos a transpirar “no nos alarmamos ni decimos: ‘¡Tengo que huir de aquí!’”, explica. Estudios recientes de la Kellogg School of Management demuestran que tendemos a sobrestimar lo incómodo que será un primer encuentro. Gillian Sandstrom, psicóloga de la Universidad de Sussex, Inglaterra, que investiga los efectos de hablar con desconocidos, lo explica desde otra perspectiva: “La otra persona tampoco quiere tener una conversación incómoda”.

2 – No espere que surjan amigos por azar

“Las amistades no surgen porque sí”, afirma Nelson. Y si lo hacen, puede que no sean duraderas. Un estudio de la revista Journal of Social and Personal Relationships demostró que creer que las amistades eran producto de factores externos fuera de nuestro control —de la suerte, básicamente—podría hacer que estas se desvanecieran en un lapso de cinco años.

3 – Tenga varias amistades

No se limite a un solo amigo cercano. “Nadie puede darle todo lo que necesita como lo necesita”, asegura Nelson. De hecho, un estudio realizado en 2020 con mujeres de mediana edad en la Universidad del Norte de Illinois, Estados Unidos, descubrió que aquellas que tenían entre tres y cinco amistades cercanas mostraban mayores niveles de satisfacción y de alegría con la vida en general.

4 – Sea optimista

En un estudio de 2022, investigadores de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, hallaron que quienes recibían un mensaje inesperado —una carta o un regalo pequeño— apreciaban el gesto mucho más de lo que el remitente esperaba. Además, a menudo subestimamos lo mucho que podemos caerle bien a los demás. Si asumimos que vamos a agradar, seremos más agradables—más cálidos, más amables y más abiertos.

5 – Haga una lista

Anote los nombres de tres a cinco personas a las que ya conozca pero le gustaría que fueran más cercanas, sugiere Nelson. Escríbales un mensaje de texto, invítelos a tomar un café, compártales una foto o un recuerdo, o envíeles un artículo que le haya hecho pensar en ellos.

6 – Dedíquele tiempo

Hacer amistades cercanas lleva tiempo —según un estudio de la Universidad de Kansas de 2018, suele tomar cerca de 200 horas de convivencia en un período de varias semanas. Tanto las horas como el plazo son esenciales. “Es por eso que recomendamos a la gente asistir a un taller o hacer voluntariados”, explica Nelson.

7 – No tema

La vulnerabilidad es la piedra angular de cualquier relación sana. “Gracias a ella podemos sentir que somos más comprendidos y escuchados”, explica Nelson. Para empezar a hablar de temas más profundos, ella sugiere hacer preguntas del tipo “lo mejor y lo peor”, como cuál ha sido la mejor parte de la semana y cuál la más estresante. “Esto nos ayuda a aceptar que no pasa nada si no todo es perfecto”, comenta.

8 – Practique

Después de la pandemia, muchos olvidamos cómo socializar”, señala Franco. “Las habilidades sociales son como los músculos: podemos desarrollarlas”. En un estudio dirigido por Sandstrom, varios participantes tuvieron que hablar con desconocidos diariamente por una semana. “Al final, los individuos se sentían menos preocupados por ser rechazados y más seguros de poder mantener conversaciones”, afirma Sandstrom.

Artículo anteriorCon estos tips, no creerás lo fácil que es comer vegetales
Artículo siguienteLa estafa del amor: historias reales de parejas e Internet