Inicio Vida Cotidiana Actualidad 7 innovaciones creativas y tecnológicas basadas en la naturaleza

7 innovaciones creativas y tecnológicas basadas en la naturaleza

535
0

Nuevos diseños se inspiran en la naturaleza. 

Imitar a la naturaleza para resolver problemas de diseño no es un práctica nueva, pero, durante la última década, ha cobrado auge. A fines de la década del 90, la escritora estadounidense de ciencias naturales Janine Benyus acuñó el término “bioimitación” para referirse a las innovaciones inspiradas en la flora y la fauna. Ella y sus seguidores aseguran que, con 3.800 millones de años de evolución de la vida en la Tierra, la naturaleza ya ha encontrado soluciones para muchos de los desafíos a los que nos enfrentamos los seres humanos en la actualidad.

Publicidad

En estas páginas presentamos 7 fuentes naturales de inspiración de inventos que han transformado nuestra vida.

1. MEJORES ASPAS

Una vez, mientras recorría un negocio donde se vendían regalos, el biólogo estadounidense Frank Fish vio una escultura de una ballena jorobada. Al notar que tenía unas protuberancias en el borde frontal de las aletas pectorales, se sorprendió mucho. Si esta figura está bien, pensó, entonces uno de los principios básicos de la mecánica de fluidos está mal; se supone que un borde frontal liso reduce la resistencia al agua. Pero después descubrió que esas protuberancias, conocidas como “tubérculos”, mejoran el impulso y la movilidad del cetáceo.

Hoy día la empresa canadiense WhalePower Corporation diseña y comercializa aspas para ventiladores que imitan los tubérculos de las ballenas. Estas aspas mueven un 25 por ciento más de aire que las comunes y usan un 20 por ciento menos de electricidad. Esto es una gran ganancia, ya que los ventiladores se utilizan en todo el mundo en equipos de aire acondicionado, computadoras y generadores eólicos.

2. PASEOS SILENCIOSOS

Los trenes bala Shinkansen de Japón transportan pasajeros a las principales ciudades del país, a más de 300 kilómetros por hora. En las pruebas, los diseñadores observaron que cuando un tren entraba a un túnel a esa velocidad, las ondas de presión atmosférica producían un ruido ensordecedor que hacía vibrar las ventanillas a 400 metros de distancia. Mientras pensaba cómo resolver este problema, el ingeniero Eiji Nakatsu, ávido observador de aves, se preguntó si había algún ser vivo que se enfrentara habitualmente a cambios súbitos en la resistencia del aire, y entoces lo recordó: el martín pescador.

Este pájaro se tira del aire, que es un medio de baja resistencia, al agua, que opone más resistencia, y salpica sólo unas cuantas gotas. Los ingenieros rediseñaron la nariz del tren bala a semejanza del pico del martín pescador, y así redujeron el ruido y el consumo de energía eléctrica.


3. El velcro

Un día de 1941, mientras cazaba en el campo, el ingenieru suizo George de Mestral notó que sus pantalones y el pelo de su perro estaban cubiertos de flores de cardos. Los cientos de ganchitos que esas flores tenían lo llevaron a inventar el velcro.


4. MAYOR LIMPIEZA

La “suciedad” que se adhiere a la carena de los barcos es un fastidio que suele remediarse con pinturas contaminantes elaboradas sobre la base del cobre, así que la Oficina Estadounidense de Investigación Naval le encargó al ingeniero Anthony Brennan buscar un método “antisuciedad” más seguro.

Brennan sabía que el tiburón es uno de los pocos animales marinos que se mantienen limpios. ¿La razón? Su piel tiene un patrón de dentículos microscópicos que impiden que las algas y los percebes se peguen a ella. Inspirado en esto, Brennan creó Sharklet, un patrón que reduce la suciedad en un 85 por ciento, en comparación con las superficies lisas. Cuando se comprobó que también aminora la proliferación de bacterias patógenas, sus productores, conscientes de que miles de personas mueren cada año por infecciones hospitalarias, fabricaron un recubrimiento con ese patrón que puede aplicarse en objetos de contacto frecuente, como barandales de camas, monitores y mesas de instrumentos.

5. EDIFICIOS MÁS FRESCOS

El arquitecto Mick Pearce fue contratado para diseñar un edificio en su ciudad natal, Harare, Zimbabue, que pudiera mantenerse fresco sin necesidad de aire acondicionado, el cual es costoso de instalar y mantener porque sus partes deben importarse. La idea de basarse en un termitero “surgió como una pequeña broma”, cuenta Pearce.

Sin embargo, había una buena razón para pensar en ese diseño: se cree que las termitas enfrían sus casas de barro por medio de un ingenioso sistema que atrapa las corrientes de aire en la base del montículo. El diseño de Pearce usa ventiladores para succionar aire fresco del patio interior del edificio y enviarlo hacia arriba a través de unos huecos debajo de los pisos, y de allí a las oficinas por medio de rejillas de ventilación. El edificio de Pearce consume el 90 por ciento menos de electricidad en ventilación que un inmueble comparable con aire acondicionado, y el 35 por ciento menos que seis edificios de Harare en conjunto.

6. A PRUEBA DE ACCIDENTES

Claire Rind, neurobióloga de la Universidad de Newcastle, Inglaterra, piensa que las langostas merecen una mejor fama. Descubrió que, gracias a un sistema neurovisual sumamente evolucionado, estas devoradoras de cosechas no chocan unas contra otras, aunque vuelan en enjambres de millones. Su hallazgo ha inspirado a investigadores de la empresa de autos Volvo a desarrollar una tecnología que evite el atropellamiento de peatones. “Las langostas tienen circuitos confiables y reaccionan rápidamente”, dice Jonas Ekmark, director de seguridad preventiva de Volvo. “Hacen sus cálculos entre un ruido de fondo intenso, como los automovilistas en una ciudad”. ¿La meta final? Diseñar un coche a prueba de accidentes.

7. AHORRO ENERGÉTICO

Nativa de los bosques de Centroamérica y Sudamérica, esta mariposa se distingue por sus alas de color azul iridiscente. Pero si se trituran estas alas, se obtiene solo un polvo opaco. El tono tornasolado es una ilusión óptica llamada “color estructural”: una interferencia entre haces de luz a causa de la cual solamente se reflejan algunos colores. El estudio de la mariposa morfo ha derivado en aplicaciones comerciales revolucionarias: monitores de computadoras, agendas electrónicas, teléfonos inteligentes y vestimenta hecha con fibras de poliéster y nailon que “reflejan” toda la gama del arco iris sin necesidad de colorantes.

Artículo anteriorJapón después del terremoto
Artículo siguiente4 consejos para liberarse de los celos