Inicio Selecciones Sabías que Los artífices tras la teoría del Big Bang

Los artífices tras la teoría del Big Bang

168
0

La teoría del Big Bang se debe a uno de los equipos más notables y singulares en la historia de la ciencia.

Un golpe de suerte para la ciencia

Publicidad

La teoría del Big Bang y algunos descubrimientos astronómicos sobresalientes se deben a uno de los equipos más notables y singulares en la historia de la ciencia. En 1923, en el observatorio de Monte Wilson, cerca de Los Ángeles, California, la casualidad unió a un arriero de mulas, jugador y vagabundo casi analfabeto, y a un educado, culto y brillante joven astrónomo.

Cuando Monte Wilson estaba en construcción, Milton Humason arreaba mulas cargadas de equipo por las laderas de la montaña. El gran interés por su trabajo y por el entonces telescopio más grande del mundo, lo motivó a trabajar como encargado de limpieza y como ayudante en el observatorio. Cuando el asistente que manejaba el telescopio por las noches enfermó repentinamente, el joven Milton lo sustituyó y mostró tal habilidad natural que pronto se convirtió en operador de planta y auxiliar de observación.

Junto con él, el astrónomo Edwin Hubble realizó un trabajo que en 30 años le ganaría renombre mundial. En el manejo del telescopio y la fotografía de galaxias distantes, Humason igualó a cualquier astrónomo profesional. Hubble, con ayuda de su asistente, realizó su famoso descubrimiento de sistemas extragalácticos, grupos, principalmente de estrellas, que se mantenían juntas por acción gravitatoria y que delimitaban regiones específicas en el espacio.

Juntos clasificaron las galaxias, midieron los espectros de otras lejanas y calcularon la suma y la frecuencia de la luz que emitían millones de estrellas. Para su sorpresa, hallaron que la luz tiende a ser más roja -cada línea del espectro tiene una longitud de onda superior a la normal-, lo que demostraba que las galaxias están alejándose. Descubrieron también que las galaxias más distantes se apartan a mayor velocidad. La relación entre la velocidad de retroceso y la distancia se conoce como constante de Hubble. Con base en este descubrimiento, surgió la teoría del  Big Bang, que explica el origen del universo. El tiempo que ha transcurrido desde ese momento se conoce como tiempo de Hubble.

Antes de su muerte, en 1953, Edwin Hubble ayudó a terminar el reflector Hale en Monte Palomar. Su colega, Milton Humason, quien falleció en 1972, siempre será recordado como el hombre peculiar que supo aprovechar su oportunidad y ganar así un lugar imperecedero en la historia de la astronomía de todos los tiempos.

Artículo anterior¿Cómo era el arte náhuatl en el México precolombino?
Artículo siguienteEnojarse acelera el envejecimiento