Inicio Selecciones Sabías que ¿La edad de la Tierra está escrita en las rocas?

¿La edad de la Tierra está escrita en las rocas?

283
0

Las rocas indican que la Tierra se formó en tiempos mucho más remotos de los que se creían.

La Tierra fue creada a las nueve de la mañana, el 23 de octubre del año 4004 a.C, y al atardecer del 28 de octubre de ese mismo año ya estaba poblada por todos los seres que en ella existen. A esa conclusión llegó en 1650 James Ussher, obispo de Armagh y profesor de Teología del Trinity College, después de sumar las edades de los patriarcas del Antiguo Testamento.

Publicidad

Vulcanistas frente a neptunistas

Mas una nueva ciencia surgida en el siglo XVIII, la geología, puso inmediatamente en tela de juicio los cálculos de Ussher. Los estratos de roca y los fósiles indicaban que la corteza terrestre se había formado en tiempos mucho más remotos. Dos escuelas rivales daban explicaciones distintas sobre la formación de la corteza terrestre: para los «neptunistas», había que atribuirla a la acción del agua; mientras que para los «vulcanistas», el fuego interior era la clave.

El principal neptunista, el alemán Abraham Werner, sostenía que en un principio la Tierra estaba totalmente cubierta de agua y que los estratos rocosos se formaron a medida que los océanos se retiraban. Esta teoría concordaba con las enseñanzas cristianas relativas al Diluvio Universal, mientras que la teoría de los vulcanistas se consideraba herética.

El inglés James Hutton, el más destacado vulcanista, afirmaba que el interior de la Tierra estaba compuesto por lava fundida que, de tanto en tanto, afloraba al exterior. Aunque el agua pudiera haber contribuido en parte a configurar la corteza terrestre, el calor interior era su principal artífice.

La descomposición del uranio revela el secreto

Hubo que esperar a que se descubriera la radiactividad para poder efectuar una estimación científica de la edad de la Tierra. En 1905, Bertram Boltwood, de la Universidad norteamericana de Yale, descubrió que el elemento radiactivo uranio se descomponía a un ritmo determinado, transformándose en plomo. Así pues, la edad de la Tierra podía deducirse de la proporción plomo/uranio que se hallase en los estratos de roca: a mayor cantidad de plomo, mayor antigüedad. Empleando esta técnica, los científicos actuales han estimado que la Tierra tiene unos 4 mil millones de años.

Artículo anteriorUn túnel bajo el Támesis
Artículo siguienteDe pantano a capital de los Estados Unidos