Inicio Selecciones Sabías que Alergia en el aire

Alergia en el aire

269
0

Cuando una persona hipersensible aspira irritantes, su sistema inmunológico reacciona produciendo histaminas.

Alergia en el aire

Publicidad

El asma y la fiebre del heno, o rinitis alérgica, son dos afecciones muy molestas que se deben a reacciones anormales del organismo cuando se encuentra ante ciertas sustancias llamadas alergenos, como pueden ser el polen, el polvo, el pelo que sueltan los animales o las plumas con que se rellenan almohadas y edredones. Cuando una persona hipersensible aspira este tipo de irritantes que flotan en el aire, el sistema inmunológico de su organismo reacciona produciendo histaminas «protectoras» que son las que causan los estornudos, la picazón, la sensación de asfixia y demás síntomas.

La predisposición a las alergias es hereditaria y por lo menos un 10% de la población sufre de alguna de ellas. El mejor y más obvio tratamiento es evitar los alergenos, que los especialistas identifican haciendo unas pruebas en la piel del paciente. Si no es posible evitarlos, el médico puede prescribir un medicamento antialérgico o inyectar al enfermo periódicamente una pequeña cantidad del alergeno para desensibilizardo. Gracias a estas «vacunas» muchos alérgicos pueden pasar la temporada de polen sin molestias.

Artículo anteriorLa vertiginosa montaña rusa
Artículo siguienteLos cosméticos de la Antigüedad