Inicio Salud Dolencias Manzanas: cuándo curan y cuándo dañan

Manzanas: cuándo curan y cuándo dañan

337
0

Ingerir este alimento tiene muchos beneficios, pero también es importante saber en qué ocasiones no hace tan bien.

Beneficios

?? Previenen el cáncer de colon. Cuando la fibra de las manzanas se fermenta en el colon produce sustancias que combaten la formación de células cancerosas, según un estudio alemán reciente. Se sabe también que las procianidinas, antioxidantes presentes en esta fruta, desencadenan señales celulares que causan la muerte de las células cancerosas.
? ?Estabilizan la glucosa sanguínea. Las manzanas están repletas de fibra soluble, la cual hace lenta la digestión de la comida y la entrada de glucosa en el torrente sanguíneo. En un estudio realizado con mujeres se observó que las que comían por lo menos una manzana al día tenían un riesgo 28 por ciento menor de enfermar de diabetes que las que no comían ninguna.
? ?Mantienen la salud de las encías. Desde hace muchas décadas a las manzanas se les ha llamado “el cepillo dental de la naturaleza”. Comer una manzana en realidad no limpia los dientes, pero morderla y masticarla estimula las encías, y el dulzor de la pulpa favorece la secreción de saliva. Esta reduce la cantidad de bacterias presentes en la boca y, por tanto, disminuye la formación de caries.
? ?Previenen la presión arterial alta. Los adultos que comen manzanas tienen un riesgo 37 por ciento menor de padecer hipertensión, según un análisis reciente de una base de datos sobre alimentos.
? ?Ayudan a conservar la figura. Las manzanas están repletas de agua y fibra, así que esto hace que el estómago “desee” menos comida. Por otro lado, estudios realizados en Brasil y los Estados Unidos indican que las personas que comen al menos tres manzanas o peras al día bajan de peso.
?? Mantienen lejos los males cardiacos. Una manzana fresca es un tentempié ideal. Esta fruta es rica en flavonoides, antioxidantes que ayudan a prevenir las cardiopatías, pero tiene que comerla con la cáscara.
?? Reducen el nivel de colesterol malo. Las manzanas son bajas en calorías y ricas en pectina, una fibra soluble que ayuda a disminuir el nivel de colesterol dañino.

Publicidad

Riesgos

?? Alergias. A las manzanas deshidratadas se les suele agregar dióxido de azufre para conservar la humedad y el color; esa sustancia puede causar reacciones alérgicas en personas susceptibles.
? Infecciones. Bacterias como la E. coli han causado enfermedades graves en personas que tomaron jugo de manzana o sidra sin pasteurizar. Los chicos, las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas que tienen un sistema inmunitario débil deben tener cuidado con lo que beben, y preferir el jugo de
manzana o la sidra pasteurizados. Revise las etiquetas.
? Plaguicidas. Como las manzanas son vulnerables al ataque de gusanos, cochinillas y otros insectos, en algunas huertas los árboles se suelen rociar varias veces con plaguicidas. Siempre lave bien la fruta antes de comerla, y pele las manzanas que se recubren con cera; aunque las lave, esta impide eliminar todos los residuos de plaguicidas.

Artículo anteriorLa lucha ya comenzó
Artículo siguienteLa solución del Reto