Inicio Salud Dolencias Guía rápida para calmar lesiones deportivas

Guía rápida para calmar lesiones deportivas

370
0

Las lesiones al practicar deportes, como los esguinces y las distensiones, si bien son comunes, requieren atención inmediata para evitar daños a largo plazo en músculos, huesos y articulaciones. 

Cómo calmar lesiones deportivas

Suspenda inmediatamente la actividad

Nunca trate de “aguantar” el dolor de una lesión deportiva. Deje de jugar o de hacer ejercicio cuando sienta dolor; continuar solo empeorará la afección. Algunas lesiones deben ser inmediatamente examinadas por el médico. Otras, puede tratarlas usted mismo.
Consulte a un médico cuando:

Publicidad
  • La lesión provoca dolor fuerte, hinchazón o adormecimiento.
  • No puede sostener ningún peso en el área lesionada.
  • Una lesión previa le duele.
  • Una lesión previa se hincha.
  • La articulación no se nota normal o se nota inestable.

Si usted no tiene ninguno de estos síntomas, puede tratar la lesión en su casa sin peligro. Si el dolor u otros síntomas empeoran, debe consultar a un médico.
Use el método HICER (hielo, compresión, elevación y reposo) para aliviar el dolor, reducir la hinchazón y acelerar la recuperación. 

Siga estos 8 pasos tan pronto ocurra la lesión y por 48 hs.

  1. Hielo
    El masaje con hielo ayuda a reducir la inflamación y el dolor en tejidos lesionados.
    Si no posee una almohadilla de hielo, use una botella de agua congelada o agua congelada en un vaso descartable para aliviar las molestias en los tejidos lesionados.
    No aplique la almohadilla de hielo durante más de 20 minutos en ningún momento.
    No aplique la almohadilla de hielo directamente sobre la piel a menos que esté en movimiento de manera constante. Envuelva la almohadilla con un paño de tela.
  2. Compresión
    Distribuya una presión (compresión) pareja sobre el área lesionada para ayudar a reducir la hinchazón. Puede utilizar un vendaje elástico, una bota especial, un yeso o un entablillado. Pregúntele a su médico cuál resulta más adecuado para su lesión.
  3. Elevación
    Para ayudar a reducir la hinchazón, coloque el área lesionada sobre una almohada y asegúrese de que quede a un nivel más alto que su corazón.
  4. Reposo
    Reduzca sus actividades regulares. Si se ha lesionado el pie, el tobillo o la rodilla, no se apoye en esa pierna; ayúdese con una muleta.
  5. Pies
    Para dolor o lesiones en el arco del pie, coloque una botella de agua congelada debajo del pie y lentamente hágala rodar hacia adelante y hacia atrás.
  6. Canillas
    Para dolor de canillas, coloque la pierna sobre una silla y con las manos haga rodar una botella de agua congelada sobre el área, de arriba a abajo.
  7. Rodilla
    Congele agua en un vaso descartable, luego corte una pequeña sección del extremo del vaso. Coloque la parte expuesta del hielo sobre las áreas doloridas de la rodilla y lentamente realice fricciones circulares sobre la rótula.
  8. Árnica para hematomas
    Los hematomas son el resultado de sangrados internos debajo de la piel, generalmente causados por un golpe externo. Para ayudar a reducir los hematomas, aplique pequeñas fricciones circulares con unas gotas de aceite esencial de árnica sobre el área.
Artículo anterior¿Para qué sirve el aceite de sándalo?
Artículo siguienteConsejos para combatir las preocupaciones