Inicio Salud Dolencias Curiosidades: dentífrico hecho con yeso y algas

Curiosidades: dentífrico hecho con yeso y algas

409
0

Descubrí cómo se lavaban los dientes en el siglo pasado.

A mediados del siglo pasado, para lavarse los dientes la gente usaba polvo de coral, hueso de jibia, cascarones de huevo quemados o porcelana, todo finamente molido. El polvo solía ser púrpura, color obtenido del tinte extraído de un insecto.

Publicidad

Los dentífricos de hoy -blancos, de color o rayados- contienen 10 o más ingredientes. Algunos de ellos tienen la función de limpiar o proteger los dientes; otros son saborizantes; varios más le dan consistencia, y otros ayudan a que salga del tubo.

El ingrediente principal de la parte blanca del dentífrico es yeso (carbonato de calcio), finamente molido, u otro polvo mineral como el óxido de aluminio, que es componente del cemento. Estos polvos son ligeramente abrasivos y ayudan a eliminar el sarro depositado por los alimentos y el agua.
Asimismo, se agrega un humectante, como la glicerina, para evitar que la pasta se seque. Muchos dentífricos tienen fluoruro, que ayuda a reforzar el esmalte de los dientes. También llegan a agregarse desinfectantes, como la formalina, para matar las bacterias.

¿Cómo se hacen las rayas?

A veces se agrega óxido de titanio -un fino polvo- para blanquear la pasta. Los dentífricos de gel transparente deben su poder abrasivo a compuestos de sílice, a los que se agregan colorantes. Los ingredientes limpiadores y pulidores se mezclan con el agua y forman una pasta espesa por el agregado de un agente aglutinador y espesante, como el alginato, que se extrae de las algas. Se añade un poco de detergente para crear espuma y limpiar. Se le agrega aceite de menta y mentol.

Algunas pastas tienen el fluoruro o el enjuague incorporado en forma de franjas. La mezcla limpiadora común generalmente es blanca, mientras que el fluoruro se incorpora en un gel azul claro o rojo. Ambas mezclas se preparan por separado. Las dos mezclas contienen colores que no se fusionan. Como en todos los dentífricos, los tubos vacíos se llenan por el extremo ancho, que después se aplana y se sella. Al salir, la pasta aparece con franjas blancas y de color, como ciertos caramelos.

Artículo anterior¿Qué dice sobre mí el número de pulsaciones?
Artículo siguienteConsejos de expertos para el cuidado del suelo