Inicio Salud Dolencias 9 trucos para revivir las sobras

9 trucos para revivir las sobras

896
0

Sobras… ¿otra vez? No vas a volver a escuchar esta queja una vez que pruebes estos nueve trucos para revivir las sobras.

1. Carne renovada

Incluso una pequeña porción de carne puede ayudar a realizar una soberbia pasta para untar sándwiches. Molé la carne con un poco de cebolla, apio, sal y pimienta y luego mezclala con mayonesa. 

Publicidad

2. Súper sopa

Convertí las sobras de carne con fideos en una sopa suculenta. Troceá la carne y los fideos y agregá una lata grande de jugo de tomate y un par de latas de vegetales. 

3. Estirá la carne

Espesá un caldo de carne hasta lograr una salsa, luego agregá trozos de carne y arvejas. Serví sobre puré de papas o arroz. Es un plato suculento aunque incluya poca carne. 

4. Pan de carne milagroso

Pasá rebanadas de pan de carne por huevo batido y cubrilas con pan rallado. Freí en manteca de ambos lados hasta que se caliente y se dore.   

5. Boloñesa reformulada

Si te quedaron sobras de salsa boloñesa, distribuila en una bandeja para horno y cubrila con el queso de su elección y trozos de masa para tarta. Horneá hasta que la masa esté cocida.

6. Tacos transformados

Usá sobrantes de carne picada de este plato mexicano para hacer chile, agregándole una lata de porotos y una de salsa. Si tenés sobras de lechuga y tomate, podés preparar una excelente ensalada con el simple agregado de zanahorias y morrones verdes. 

7. Puré gratinado

Mezclá sobras de puré de papas con un huevo batido, cebolla de verdeo trozada y queso parmesano. Verté en una bandeja para horno, rociá con queso parmesano adicional y horneá hasta que se dore. 

8. Revuelto de repollo y papa

Troceá las sobras de repollo y papas hervidos. Derretí manteca en una sartén, agregá el repollo y las papas con una pizca de pimienta de cayena y cocé a fuego medio, revolviendo hasta que quede crocante. 

9. Sorpresa vegetal

Drená bien las sobras de vegetales y agregalas a un omelet junto con un poco de queso rallado.  

Artículo anterior7 acciones en la habitación que pueden alargar la vida
Artículo siguienteMi maestra al rescate