Inicio Salud Dolencias 8 maneras de reducir tus porciones

8 maneras de reducir tus porciones

1090
0

Descubrí cómo asegurarte de que tus porciones sean adecuadas.

Es un hecho simple: comé menos y perderás peso. Existe mucha evidencia de que en los últimos 50 años las porciones de los restaurantes han “crecido”, y, con ellas, nuestra cintura. Nos hemos acostumbrado a comer porciones más largas en detrimento de nuestra salud. Aquí te enseñamos ocho sencillas maneras de reducir el tamaño de tu porción.

Publicidad

1.    Esperá 10 minutos

Tu estomago necesita de ese tiempo para decirle a tu cerebro que está lleno, así que esperá antes de que te sirvas más puré de papas o lasaña. Si realmente te quedaste con hambre, entonces servite una segunda porción de vegetales o ensalada.

2.    Deja el club “de los que dejan limpio el plato”

La mayoría de nosotros comemos todo lo que nos sirven, no importa qué tan grande sea la porción. Una mejor estrategia es comer una cantidad saludable de comida y luego detenerte. Después de todo, es mejor desperdiciar un poco de comida que sobrecargar tu cuerpo.

3.    Nunca comas directamente de la bolsa, caja o cartón

Si vas a consumir comida preparada, serví la porción correcta en un plato y guardá el empaque, sentate y tomate un tiempo para disfrutar de ella.

4.    ¿Te gusta alimentarte en grande? Entonces consumí comida saludable

Llená tu plato con vegetales y ensalada o un gran tazón de caldo. Estos alimentos ricos en agua y bajos en grasas también son bajos en calorías, así que una gran porción de ellos no te causará ningún problema.

5.    Pensá en pequeño

Usá platos más pequeños para tus comidas. Menos espacio en el plato significa un control automático de la porción. Y cuando ordenes o compres comida, escogé los artículos que tengan la menor cantidad de calorías.

6.    Antes de comer, separá las sobras

De esa manera, servirte un segundo plato requerirá de un gran esfuerzo mental.

7.    Escogé porciones personales

Comprá o prepará comida con alto contenido de calorías en porciones individuales. En vez de comprar los envases familiares de helado, comprá porciones personales. Hacé panquecitos en vez de un pastel grande.

8.    Terminá con un postre

Ya que estarás consumiendo cantidades más pequeñas, tal vez quieras más comida: agregá algo de volumen al final de tu comida con una manzana, naranja, o una gran rebanada de melón.

Artículo anteriorLa pregunta destacada de la Comunidad
Artículo siguienteCambiá tu dieta y tu salud