Inicio Salud Belleza Para lucir una sonrisa perfecta

Para lucir una sonrisa perfecta

166
0

El cuidado de la boca es esencial para tener dientes y encías saludables, así como para lograr una buena masticación.

El cuidado de la boca es esencial para tener dientes y encías saludables, así como para lograr una buena masticación que permita aprovechar mejor los nutrientes de los alimentos. La dentista Eva Zúñiga requena brinda estas reglas básicas para conservar la salud de los dientes:

Publicidad
  • Cepíllese los dientes tres veces al día, después de cada comida, y utilice hilo dental y enjuague bucal. “Existen distintas técnicas de cepillado así que lo que siempre les sugerimos a los pacientes es que sea desde la encía hacia abajo, dando un pequeño masaje a las encías, y luego se intercalan las cerdas del cepillo entre los dientes para eliminar los restos de comida, y se frotan tanto las caras externas como la internas”. y aunque parezca exagerado, la cirujana aconseja cepillar en orden cada zona entre 20 y 30 veces, sin olvidar la superfi cie de la última muela, tanto superior como inferior, y las caras masticatorias de las piezas posteriores. Pida a su dentista que le enseñe a cepillarse y a usar el hilo dental.
  • Use una pasta dental de acuerdo con el problema que tenga. Hoy día existen productos que sirven para remineralizar las piezas dentales; otros, para eliminar el sarro, y algunos más, para mantener blancos los dientes.
  • Evite fumar y consumir: café, té, vino tinto y refrescos de cola, ya que producen manchas en los dientes.
  • Acuda al menos dos veces por año al dentista para que le haga una limpieza dental y una revisión completa, y para que le recomiende algún tratamiento más especializado en caso de ser necesario.
  • Si tiene mal aliento, quizá sea porque no se lava bien los dientes, o por la presencia de sarro o caries. Pero si no presenta ninguno de estos problemas acuda al médico, ya que el mal aliento podría ser resultado de gastritis, amigdalitis o alguna enfermedad del hígado.
Artículo anteriorTrastorno límite de personalidad
Artículo siguienteDesafiando tu cultura general