Inicio Salud Alimentación Más de esto, menos de aquello

Más de esto, menos de aquello

221
0

Sumas y restas sencillas para llevar una vida más saludable.

MÁS DE ESTO…

LEVANTAR PESAS

Publicidad

Tomen nota, fumadores: en un estudio realizado con personas que querían dejar de fumar, las que hacían ejercicios de fortalecimiento durante una hora dos veces a la semana, por espacio de tres meses, duplicaron sus probabilidades de lograrlo, comparadas con otras que no hacían ejercicio.

POROTOS Y BANANAS

Para reducir el riesgo de apoplejía, consuma con más frecuencia estos dos alimentos ricos en potasio (lo son también las verduras y los lácteos bajos en grasas). Un reciente análisis de estudios reveló que, por cada 1.000 mg de potasio que ingiere una persona, su riesgo de sufrir un ataque de apoplejía se reduce en un 11 por ciento.

BEBER CON MODERACIÓN

En un estudio, las mujeres que tomaban una bebida alcohólica varios días por semana tenían un riesgo 20 por ciento menor de contraer una enfermedad crónica grave (como diabetes o cáncer) a los 70 años de edad, comparadas con las abstemias.


MENOS DE AQUELLO…

PALMITO ENANO

Muchos hombres que padecen reducción del flujo de orina y otros síntomas de agrandamiento de la próstata suelen tomar complementos de esta planta (Serenoa repens), pero estudios recientes sobre cierta marca mostraron que no funcionan mejor que un placebo, ni siquiera en dosis altas.

CARNE ROJA

Malas noticias para los carnívoros: los resultados de tres grandes estudios indican que quienes comen mucha carne roja tienen más probabilidades de contraer diabetes tipo 2. Por cada porción extra de carne roja al día, el riesgo de contraer este tipo de diabetes aumenta en un 14 por ciento.

ANTIBIÓTICOS

Existe otra buena razón para no tomar antibióticos innecesarios: un estudio reciente reveló que el uso demasiado frecuente de estos fármacos puede aumentar el riesgo de contraer dos padecimientos intestinales graves y dolorosos: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

Artículo anteriorBarbados: ¡Qué vida tan maravillosa!
Artículo siguienteEl ingrediente de la semana: BERRO