Inicio Salud Alimentación Cáncer de mama

Cáncer de mama

391
0

El 4 de Febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer. Esta enfermedad es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo, por eso es importante estar siempre bien informados.

Si le pregunta a una mujer cuál es su peor miedo relacionado con la salud, es muy probable que mencione el cáncer de mama. La mala noticia es que se trata del cáncer más común y la segunda causa de muerte entre mujeres. La buena noticia es que hay muchas probabilidades de vencerlo, especialmente si se lo detecta en las etapas tempranas. También es el único cáncer que tiene dos fármacos aprobados para prevenirlo (en el caso de pacientes con riesgo alto). Sin embargo, la mayoría no necesita medicamentos para prevenir el cáncer de mama. En lugar de eso, pueden seguir estos consejos.

Publicidad

¿Qué lo causa?

Los niveles altos de hormonas en circulación, como el estrógeno, son la causa principal de la enfermedad. Después de la menopausia, la obesidad y el aumento de peso incrementan los niveles de hormonas, y esto eleva el riesgo. Cuanto más tiempo viva, mayor será su exposición al estrógeno y a las toxinas ambientales, y mayores serán sus probabilidades de tener esta enfermedad. Y esa estadística que dice que una de cada ocho mujeres sufre de cáncer de mama únicamente se aplica a las mujeres que tienen más de 90 años. Las mutaciones genéticas heredadas sólo son responsables de un 5 a un 10 por ciento de los casos.

Síntomas a los que debe estar alerta

Un bulto o engrosamiento en la mama o cerca de ella, en el área de la axila, pezones sensibles, cambios en la apariencia de la mama o el pezón, incluso el tamaño o la forma, piel escamosa, enrojecida o inflamada en la mama, el pezón o la areola (el área oscura que rodea al pezón), pezón vuelto hacia adentro, secreciones en el pezón.

Estrategias clave para la prevención

Limite la terapia de reemplazo hormonal (TRH) después de la menopausia. Agregarles estrógeno adicional a las células mamarias es como regar un incendio con gasolina. Hace que las células se dividan mas rápido, y esto eleva el riesgo de que alguna “cometa un error” durante la división y produzca una célula cancerosa. Por lo general, su sistema inmunológico puede vencer unas pocas células cancerosas, pero si está tomando estrógeno, estas células “erróneas” podrían derribar rápidamente sus defensas naturales. En un estudio se descubrió que someterse a TRH durante solo tres años cuadruplica el riesgo de sufrir de uno de los tipos de cáncer de mama más peligrosos.

Dígale no a la torta de chocolate

Esta es otra buena razón para decirles no a los postres suculentos y las porciones abundantes: por cada 5 kilos que aumente después de la menopausia, se incrementa el riesgo de sufrir de cáncer de mama en un 1 por ciento. La razón más importante es que las células adiposas liberan químicos que pueden convertir a otras hormonas como la testosterona (que tienen tanto los hombres como las mujeres) en estrógeno. Por otro lado, si ya paso la menopausia y pierde 5 kilos o más sin volver a aumentarlos (y no toma hormonas) su riesgo es 57 por ciento más bajo que el de las mujeres cuyo peso no varía, suponiendo que estén algo excedidas de peso.

Programe una mamografía

Si quiere que su riesgo de morir de esta enfermedad sea minúsculo, es imprescindible realizarse una mamografía anual a partir de los 40 años. Las mamografías detectan entre el 80 y el 90 por ciento de todos los casos de cáncer de mama, la mayoría en etapas tempranas. Y según los estudios, el 98 por ciento de las mujeres a quienes se les diagnostica cáncer de mama en etapa temprana siguen con vida cinco años después de su diagnóstico.

Limite el consumo de bebidas alcohólicas

Una copa de vino con una deliciosa comida no es solo un placer, sino que además es buena para el corazón. Pero una bebida con alcohol por día puede incrementar ligeramente su riesgo de sufrir de cáncer de mama, aunque probablemente no lo suficiente para preocuparse. No obstante, si consume más de una bebida con alcohol por día, si debe preocuparse. Se cree que alrededor del 4 por ciento de los casos de cáncer de mama están vinculados con este nivel de consumo de alcohol. Y cuanto más beba, mas alto será el riesgo.

Manténgase en movimiento

Ya sea que elija tomar las escaleras en lugar del ascensor, salir a caminar a paso enérgico todos los días, ejercitarse en el gimnasio o entrenarse para una carrera de resistencia, la actividad física constante durante al menos 30 minutos por día, cinco días a la semana, reduce el riesgo de sufrir de cáncer de mama. La razón es simple: cuanta más actividad física realice, menor será su grasa corporal. A su vez, esto disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Cuanto antes comience a ejercitarse, mayor será la protección, aunque podrá obtener beneficios a cualquier edad.

Artículo anteriorPara quemaduras, Aloe Vera
Artículo siguiente6 tips contra los pensamientos tóxicos