Inicio Comunidad ¿Cómo cocinan los microondas sin calentar el recipiente?

¿Cómo cocinan los microondas sin calentar el recipiente?

595
0

Al encender un horno de microondas activamos un poderoso campo magnético que calienta la comida que se le introduce.

Al encender un horno de microondas activamos un poderoso campo magnético que oscila en la misma banda de frecuencia del radio y del radar. Y los microondas de ese campo cocinan rápidamente la comida al hacer vibrar las moléculas del agua de los ingredientes a razón de casi 2 500 millones de veces por segundo. Esta vibración capta la energía del campo magnético y calienta la comida.

Publicidad

Como toda esa energía la absorben los alimentos y no se desperdicia en calentar el aire que los rodea o el horno mismo, el cocimiento es mucho muy rápido y económico.

La energía de los microondas no calienta los utensilios porque los materiales de que están hechos -como porcelana o vidrio- no absorben la energía del campo magnético. Pero (¡cuidado!) los recipientes no salen fríos del horno: los alimentos los calientan.

Utensilios especiales

Además de la porcelana y el vidrio, en los hornos de microondas es posible utilizar otros materiales, como el plástico, el papel y el cartón. Se han inventado recipientes de cocina especiales, permeables a los microondas.

No deben usarse recipientes de metal, porque no dejan pasar los microondas. Tampoco deben cubrirse los alimentos con papel de aluminio. Y lo mejor es evitar los de madera, pues la humedad que guardan podría ocasionar que se partan.

La longitud de onda larga de la radio se mide en miles de metros. La longitud de los microondas de los hornos es de unos 12 cm.

Una onda electromagnética es una vibración de campos eléctricos y magnéticos que cambia continuamente de negativa a positiva. Los hornos de microondas funcionan con ondas que vibran 2 450 millones de veces por segundo; es decir, a una frecuencia de 2 450 megaherzios (mHz).

Las moléculas de agua tienen un extremo positivo y otro negativo. Los microondas vibratorios positivo – negativos reaccionan con las moléculas de agua positivo – negativas, atrayéndolas y repeliéndolas, y haciéndolas girar. Esto ocurre también 2 450 millones de veces por segundo.

La parte más importante de un horno de microondas es el tubo electrónico, llamado magnetrón, que genera las microondas. El magnetrón lo inventaron en 1940 dos investigadores ingleses de la Universidad de Birmingham, y su primera aplicación práctica fue el radar.

Artículo anteriorComplejidades del suelo
Artículo siguienteEvolución del director de orquesta